9/22/2011

Luego del desplazamiento de 1996, 1997, 1998, 1999, 2001, 2003 y ahora en 2011, por la violencia paramilitar los afrodescendientes de Curvaradó, Jiguamiandó y Cacarica han desarrollado múltiples formas de promoción de la vida campesina y la salvaguarda de sus usos y costumbres.

Amparados bajo el principio de distinción de la población civil en medio del conflicto armado se han fortalecido las Zonas Humanitarias, pero basados también en el derecho a la alimentación, a la reconstrucción de ecosistemas y la protección ambiental constituyeron las Zonas de Biodiversidad , mecanismos para hacerle frente a la presión constante de los invasores de los territorios.


En contexto