11/23/2011

SEMANA. Un estudio del PNUD encontró que las comunidades afrocolombianas están lejos de cumplir los ocho Objetivos del Milenio que Colombia suscribió en el año 2000.
la pobreza y el hambre para el año 2015 fue la promesa que firmaron 189 países, entre ellos Colombia, en la Cumbre del Milenio del año 2000. Once años después de su firma, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en su informe Los Afrocolombianos frente a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, echa un vistazo a la situación de estacomunidad en Colombia y concluye que se raja en las ocho metas planteadas, lo que hace muy difícil que se cumplan estos propósitos en el plazo propuesto por la cumbre.

Aunque el PNUD destaca que el país ha mostrado avances en lograr los objetivos y avanza en la dirección esperada para alcanzar las metas, dice en su estudio que las políticas diseñadas para reducir la pobreza no han logrado un cubrimiento equilibrado en toda la población.

La población afrocolombiana

Según las cifras del DANE, la población afro del país no supera el 11 por ciento. Esa cifra, según PNUD, es inferior a la real, pues algunos colombianos se han negado a reconocer sus raíces afrodescendientes al sentirse discriminados, lo que ha generado un subregistro en los datos censales.

Esto lleva a reconocer que los afrocolombianos pueden ser entre el 15 y el 20 por ciento de la población nacional y configuran la quinta parte de los colombianos.

Los afrodescendientes en relación a los OMD

En el primero de los ocho objetivos del milenio, "erradicar la pobreza extrema y el hambre", se encuentra la brecha más grande en relación con la población mestiza o de otras etnias. Prácticamente todos los indicadores son superiores en afrodescendientes.

En los municipios con población afro superior al 30 por ciento se dobla la concentración de pobres: 43,1 por ciento frente a 27,8 por ciento de promedio nacional. En el departamento de Chocó la pobreza es de 70,5 por ciento frente a 45,5 por ciento a nivel nacional.

En relación con el acceso a la alimentación las cifras tampoco son positivas. En el Chocó, la tasa de desnutrición duplica la del resto del país. En Bogotá la población afro con hambre es de 9,9 por ciento, mientras que la cifra para otras etnias se reduce a la mitad, 4,6 por ciento.

Lograr la educación básica universal es otro OMD donde las negritudes se encuentran muy por debajo del resto del país. En Nariño, departamento con alta población afro, la tasa de analfabetismo es seis veces mayor que el promedio. En Chocó, Sucre y Cesar tres veces mayor.

El quinto Objetivo Mundial de Desarrollo es mejorar la salud sexual y reproductiva. Este objetivo depende de que otros objetivos se alcancen, como erradicar la pobreza y lograr la educación. La brecha se mantiene. La mortalidad materna en el Chocó es cuatro veces mayor que en Bogotá y las madres adolescentes en los municipios con mayor presencia afro son muchas más.

En el estudio del PNUD se evidencia la situación de exclusión y extrema pobreza que enfrenta la población afrodescendiente y se presenta la base para que el gobierno tome los correctivos necesarios para cumplir el compromiso firmado en el año 2000 en toda la población, sin desequilibrios ni rezagos

En contexto