11/21/2011

Asociación Tierra y Vida y Fundación Forjando Futuros. Alejandro Padilla inició el proceso de reclamación de sus tierras acompañado de Benigno Gil (asesinado el 22 de noviembre de 2008). Las organizaciones abajo firmantes reclaman, nuevamente, garantías de no repetición de estos hechos y que las medidas de seguridad frente a las víctimas reclamantes de tierras propuestas por el Gobierno Nacional, realmente se cumplan, de forma tal que los objetivos de la nueva ley de víctimas y de restitución de tierras lleguen a feliz término y no tengamos que seguir lamentando hechos como el que en este momento nos enluta.

Medellín, noviembre 18 de 2011.COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA. La Asociación Nacional para la Restitución y Acceso a Tierras - Tierra y Vida y la Fundación Forjando Futuros, rechazan tajantemente el asesinato del señor Alejandro Padilla, ocurrido el pasado 16 de Noviembre en el paraje Los Bongos, ubicado entre el corregimiento Las Changas del municipio de Necoclí y el municipio de Arboletes.

El señor Padilla hacía parte de un grupo de víctimas que lidera el proceso de restitución de tierras en la región de Urabá y se convierte en el décimo integrante de la asociación Tierra y Vida asesinado.

Alejandro Padilla vivía en el Corregimiento Meyo Villavicencio del municipio de Necoclí y reclamaba 170 hectáreas en la vereda Nueva Esperanza, Corregimiento Pueblo Nuevo del mismo municipio, que había perdido a manos de paramilitares de la denominada Casa Castaño. Su predio hace parte de un territorio conocido como El Filo del Caballo, un bosque ubicado entre los municipios de Arboletes, Necoclí, San Pedro de Urabá y Turbo, de aproximadamente 8000 hectáreas de extensión y del que fueron desplazadas alrededor de 3000 familias.

Alejandro Padilla inició el proceso de reclamación de sus tierras acompañado de Benigno Gil (asesinado el 22 de noviembre de 2008). Las organizaciones abajo firmantes reclaman, nuevamente, garantías de no repetición de estos hechos y que las medidas de seguridad frente a las víctimas reclamantes de tierras propuestas por el Gobierno Nacional, realmente se cumplan, de forma tal que los objetivos de la nueva ley de víctimas y de restitución de tierras lleguen a feliz término y no tengamos que seguir lamentando hechos como el que en este momento nos enluta.

Atentamente,

Carmen Palencia
Asociación Tierra y Vida
 
Gerardo Vega Medina
Fundación Forjando Futuros

En contexto