1/09/2012

Mientras el paramilitarismo muestra su control, ilegalmente  en los últimos días  los empadronamientos de la policía y los militares entre Apartado y San José, se han seguido presentando, muchas veces dichas listas quedan en manos de los paras como ha sucedido muchas veces, además amenazas a miembros de la comunidad en dichos retenes como la ocurrida el 27 de diciembre de 2011 donde la fuerza pública  decía que debían acabarnos porque somos un estorbo o que nos vayamos para Cuba o Venezuela porque somos una porquería y dejar la tierra, frases textuales.


El control social, político y económico del paramilitarismo se hace más evidente que nunca. Fue decretado a partir de la media noche del día miércoles 4 de enero  un paro Armado decretado por los paramilitares. Evidentemente este paro se ha hecho efectivo pues todas las actividades han sido paradas comercio, transporte, etc.  Este bloqueo no solo ha sido efectivo en Urabá sino en varia partes de Antioquia y otros departamentos como Córdoba, Choco, magdalena y Sucre. En la zona de URABA se cerraron las terminales de transportes, el transporte terrestre, aéreo, y fluvial, los bancos, las empresas públicas de energías y comunicaciones, el comercio entre otras.


Es evidente el alcance del paramilitarismo su accionar que tantas y tantas veces es negado por  las diversas instancias del Estado, pero tal vez lo peor es como un Estado se muestra como observador cuando ha sido cómplice de lo que ha sucedido y sigue sucediendo, nunca ha sido extraño como los paramilitares patrullan con el apoyo de la fuerza pública como las instancias de control solo los dejan obrar a pesar  de que este accionar de muerte ha dejado miles y miles de muertos.



Constancias y más constancias ante todas las instituciones del estado y ante todas las altas cortes nacionales e internacionales para intentar que cesen todas las hostilidades en contra de la Comunidad de Paz y la población civil siendo un registro del avance paramilitar que hoy nuevamente se muestra en total descaro. 



En las últimas constancias hemos denunciado la difícil situación de que se ha venido presentando y el temor a que se pueda cometer masacres o muertes selectivas. Se ha dejado constancias ante la defensoría del pueblo y manifiestan no poder hacer nada más que lo que se puede desde el escritorio. 



La defensoría nacional ante estos graves hecho solo responde que no está enterada de lo que pasa, no es raro es costumbre dicha respuesta.



Mientras el paramilitarismo muestra su control, ilegalmente  en los últimos días  los empadronamientos de la policía y los militares entre Apartado y San José, se han seguido presentando, muchas veces dichas listas quedan en manos de los paras como ha sucedido muchas veces, además amenazas a miembros de la comunidad en dichos retenes como la ocurrida el 27 de diciembre de 2011 donde la fuerza pública  decía que debían acabarnos porque somos un estorbo o que nos vayamos para Cuba o Venezuela porque somos una porquería y dejar la tierra, frases textuales.



Una vez más acudimos a la solidaridad nacional e internacional pues esta acción por la vida siempre ha sido efectiva en pro de las víctimas.


COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSE DE APARTADO
5 DE ENERO DE 2012





-- 

En contexto