8/14/2012



Panorámica de la zona afectada por la construcción del proyecto hidroeléctrico de El Quimbo, en el Huila.
Un total de 25 personas resultaron heridas durante una protesta por la construcción de una hidroeléctrica en el Huila por parte del grupo español Endesa, informaron los manifestantes.

En un comunicado, la Asociación de Afectados por la Construcción del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, en el Huila, precisó que tras los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes resultaron heridas 25 personas, entre ellas dos indígenas y dos policías.

Los habitantes del lugar culpan al Gobierno  de los enfrentamientos, pues aseguran que la población espera desde hace días la presencia de los estamentos gubernamentales y lo único que recibieron fue la presencia y "el uso de la fuerza del Esmad", Escuadrón Móvil Antidisturbios.


Los enfrentamientos han llevado al taponamiento de carreteras del sector por lo que los transportadores han acudido a vías secundarias que les incrementa el tiempo de viaje.

La obra, con inversiones de unos 830 millones de dólares, alcanzará los municipios de Agrado, Gigante, Garzón, Tesalia, Altamira y Paicol.

La megaobra se alimentará del río Magdalena, el más importante y extenso deColombia, y será la hidroeléctrica más importante de Endesa en Latinoamérica, tras la de Ralco, en Chile.

Los grupos que protestan señalan que las autoridades ambientales no han evaluado el real impacto del gigantesco proyecto.

Los cálculos de los constructores indican que esta central será operativa en diciembre de 2014, tendrá una potencia de 400 megavatios, y generará 2.216 gigavatios hora al año, suficientes para cubrir el 4 por ciento de la demanda energética colombiana.
En marzo pasado, la multinacional Endesa garantizó que al término de la construcción de El Quimbo, los 3.000 pobladores afectados por el proyecto estarán reasentados en sus nuevos hogares y tendrán en marcha proyectos productivos y empleo.

En contexto