9/12/2013

Caminando hacia la unidad de los pueblos

Campesina movilizada desde Cajibío Cauca
El día de hoy, mientras Santos y su aparato estatal empresarial se reunían en algún lugar del norte con las empresas transnacionales, los latifundistas y terratenientes más poderosos del país para discutir acerca del futuro de la ruralidad en Colombia;en la Concha acústica de la Universidad Nacional de Colombia sede Bogotá tenía lugar la primera Cumbre Nacional Agraria y Popular, expresión de unidad popular del movimiento social, en donde confluyeron diferentes organizaciones tanto de la Marcha Patriótica, el Congreso de los Pueblos, y otras organizaciones de izquierda;  con el propósito de generar un espacio de articulación y de hermandad en el proyecto de imaginarnos como diría el subcomandante Marcos ese mundo en donde quepan muchos mundos.
Saludo de presentación a la cumbre
Hoy, diversas comunidades que llegaron de todas partes de Colombia (soportando incluso caminos de 4 días) discutieron ampliamente el futuro, las exigencias hacia el gobierno que demanda el campo colombiano, recordándole al movimiento urbano y rural que, a pesar de la criminalizaciòn de la protesta, a pesar de estos muertos que nos duelen y nos pesan, seguimos resistiendo y combatiendo en el campo de las ideas y la siembra, seguimos luchando por que nuestra naturaleza siga viviendo, seguimos soñando con un territorio soberano del pueblo y para el pueblo, anti imperialista, agroecológico y libertario

Así le decimos al gobierno, oligarquía rancia del país; que el poder se construye con la gente, desde abajo desde el sur y con una conciencia popular unida y fortalecida. Le recordamos, que el "pacto agrario" no se hace con los terratenientes narcoparamilitares, ni con las transnacionales; el pacto agrario se hace con los campesinos y campesinas, indìgenas, afro, jóvenes, estudiantes, porque el campo nos compete a cada una de las personas que habitamos este territorio, porque nuestros alimentos, nuestra naturaleza nos pertenece a nosotros y nosotras hijas de la tierra, y que con nuestra protección y amor a la vida y la paz estamos dispuestos a construir lo que ellos nunca han querido, una Colombia libre y en Paz.

Nos reuniremos nuevamente en una cumbre apoteósica como diría Piedad Córdoba el 20 de Octubre para construir un campo que responda a las necesidades de la población.

Maiza.


Intervención de Piedad Córdoba a la cumbre
Campesinos y campesinas del territorio colombiano escuchando las presentaciones
  
 Juventud Rebelde del Sur

     "Uno no vende la tierra por la que camina su pueblo" Congreso de los pueblos

En contexto