4/07/2014

La séptima edición del World Urban Forum de las Naciones Unidas congrega por estos días en Medellín a empresarios y alcaldes del mundo, que dicen estar preocupados por la "equidad urbana" al punto de tomar esta consigna como eje central del evento. Pero los excluidos de las ciudades también fueron excluidos de la convocatoria e impulsaron, por medio de un centenar de organizaciones urbanas, el Foro Social Urbano Alternativo y Popular en la misma ciudad. Dos perspectivas antagónicas de ciudad para dos modelos opuestos de sociedad.

Más de dos mil quinientos delegados y delegadas de organizaciones populares urbanas de Cali, Bogotá, Barranquilla, Neiva, Cúcuta, Manizales, Popayán, Bucaramanga y Medellín colmaron el Teatro Comandante Camilo Torres de la Universidad de Antioquia para dar inicio al Foro Alternativo. En la apertura, recibieron apoyos internacionales y de organizaciones estudiantiles, campesinas y políticas, entre ellas la Coordinadora de Movimientos Sociales de Colombia (COMOSOC), el Congreso de los Pueblos, Marcha Patriótica, Unión Patriótica, la Alianza Internacional de los Habitantes y delegaciones de Ecuador y Argentina.

Dos perspectivas de ciudad, dos modelos opuestos de sociedad

El Séptimo World Urban Forum (Foro Urbano Mundial) organizado por ONU-Hábitat es considerado el mayor encuentro institucional de naciones sobre el desarrollo sostenible. Según declaman los organizadores, el evento busca identificar y examinar las consecuencias de la rápida urbanización y su impacto en la economía, la política, el medio ambiente y la vida social, teniendo a Medellín como ejemplo y punto de partida. Pero las organizaciones que reflejan las necesidades en los barrios populares y dinamizan las luchas contra la exclusión, descreen de un evento que convocó a empresarios, políticos e intelectuales pero excluyó al tejido social popular crítico con los actuales modelos de desarrollo.
De acuerdo al Programa de Asentamientos Humanos de Naciones Unidas (ONU - Hábitat), el 78 % de la población del mundo vive en zonas urbanas. Eso representa cerca de unos 3.600 millones de personas. En esos núcleos es donde más se concentra la desigualdad social. Colombia es el segundo país en la tasa de iniquidad de Latinoamérica. Medellín, lugar donde esta semana el Foro oficial de la ONU Hábitat (WUF7) tiene lugar, lidera el ranking de asimetrías sociales, dejando atrás a otras grandes capitales del mundo como Seúl, Melbourne o Montreal. El emplazamiento de este evento intenta ser un reconocimiento al proceso de "renovación urbana" que promueven las clases dominantes y ponen como modelo a la capital antioqueña.

De la certeza de construir otro modelo de ciudad en función de los intereses populares, surgió la convocatoria al Foro Alternativo.

El profesor de la Universidad Nacional de Colombia, Carlos Torres, es uno de los más importantes especialistas en problemática urbana y fue uno de los participantes en el panel que abrió el Foro, en el que expuso sobre las posibles salidas a la crisis que viven los sectores populares en las ciudades. En diálogo con Colombia Informa, expresó el sentido de la convocatoria alternativa:

C. I.:¿Por qué cobra tanta importancia la problemática urbana en la actualidad?

Prof. Carlos Torres: La importancia del tema urbano tiene dos hechos significativos. El primero es que no solo en Colombia, sino en todo el mundo, la mayoría de la población está viviendo en ciudades. En el mundo ya es más del 50 % de la población. En Colombia hace ya varios años más del 75 % de los habitantes vivimos en las ciudades. El segundo elemento es que las ciudades van a seguir creciendo, y en un futuro cercano van a tener mucha más población de la que tienen hoy. Por lo tanto, definir el futuro de las ciudades, cómo las queremos, es fundamental. Pero hablar de las ciudades que queremos no es sólo hablar de los edificios; cómo son las calles, las vías, el espacio público, sino cómo queremos que las sociedades urbanas se materialicen en la ciudad. En términos económicos, políticos, sociales, ambientales, en términos de bienes y servicios para lograr calidad de vida para todos los seres humanos.
C. I.: ¿Cuál es el objetivo de este Foro?
C. T.: La importancia del Foro Social Urbano, Alternativo y Popular es fundamental, porque permite un escenario de encuentro de procesos, dinámicas y movimientos que vienen trabajando en lo urbano y que habitualmente no se encuentran. En segundo lugar, es importante para ver que los problemas de una ciudad no son distintos a los de otra, son más los problemas comunes que los diferentes y ello nos llama a actuar más en forma colectiva. El tercero, que necesariamente tenemos que construir una agenda colectiva de trabajo frente a la cual esos elementos transversales de todas las ciudades nos permitan tener una práctica, y una serie de propuestas alternativas a lo que viene sucediendo. Y el cuarto, tiene que haber algún mecanismo que nos aglutine para poder seguir trabajando. No puede ser que nos volvamos a encontrar en 10 o 20 años. Tenemos que construir formas alternativas de trabajo, en red, formas alternativas de encuentro, y para eso la idea de construir una agenda común es fundamental, no para armar un aparato sino para construir elementos comunes de trabajo sobre los cuales nos movilizamos.
* * *
El Foro Alternativo funcionará durante 4 días en la Ciudad Universitaria de la Universidad de Antioquia. Entre las principales mesas temáticas se encuentran Hábitat y servicios públicos, Salud, educación y ciudad, Resistencia artístico-cultural, Diversidad y disidencia sexual y Relación entre territorios urbanos y rurales.
"En medio de este escenario se configuran nuevos momentos en la confrontación a estas políticas globales de inserción en las redes de economía internacional, de los modelos neoliberales que se vienen imponiendo en las ciudades y contra la actuación de administraciones locales que privilegian los intereses de los grandes capitales a las necesidades de la población", analiza la Corporación Social Nuevo Día, que desarrolla actividades comunitarias y de formación en Derechos Humanos en los barrios periféricos de la ciudad. Como integrantes del Congreso de los Pueblos, amplían la convocatoria a los próximos días de debate y definiciones: "Este será un espacio que permitirá proyectar nuevas rutas y caminos para los procesos que apuestan por la articulación y la lucha social en los territorios urbanos, así como será la posibilidad de pensar en alternativas y otras posibilidades de construcción de ciudad, que realmente respondan a la garantía de vida digna para todos y todas", definen.

En contexto