5/27/2014




CAJAR. Audiencia: Situación de derechos humanos de las personas afectadas por la minería en las Américas y responsabilidad de los Estados huéspedes y de origen de las empresas mineras. El pasado 1 de noviembre  de 2013 se realizó audiencia ante la CIDH en la cual por primera vez se analiza las responsabilidades de los estados de origen de las EMPRESAS EXPLOTADORAS DE NUESTROS RECURSOS como el caso de CANADÁ, país en el cual se encuentran registradas 60% de las empresas que explotan los minerales en el Abya Yala y 2/3 de sus inversiones están fijadas en nuestra tierra. 24 casos paradigmáticos de violación a los derechos humanos. Vea el informe




ALGUNAS CIFRAS

1. Minería canadiense en América Latina

• Entre el 50% y el 70% de la minería en la región es de origen canadiense

• Según el Observatorio sobre Conflictos Mineros en América Latina, hay cerca de 198 conflictos mineros en la región.

• En 2012, 57% de las empresas mineras a nivel global estaban registradas en la Bolsa de Toronto, Canadá. 50% de estas realizaban actividades fuera de su territorio.

• En los países incluidos en el informe hay presencia de 511 empresas mineras canadienses y de 1.429 proyectos extractivos.

• Por el número de empresas, México ocupa el primer lugar con 201 empresas, Perú el segundo con 89, en Argentina hay 67, 55 en Chile, 50 en Brasil, 39 en Colombia y 17 en Brasil.

• Por el número de proyectos, hay 585 en México, 231 en Perú, 228 en Argentina, 154 en Brasil, 145 en Chile y 86 en Colombia.

• Las empresas canadienses que dominan el sector minero son Barrick Gold, Yaman Gold, Teck, Goldcorp, Kinross Gold, Pan American Silver, y Gran Colombia Gold.

2. Sobre el informe

• Análisis de 22 proyectos mineros en nueve países de América Latina (Argentina, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú)

• Siete organizaciones de cinco países y una regional (América Latina) hacen parte del Grupo de Trabajo sobre minería que elaboró el informe, y 29 organizaciones locales y regionales aportaron información. El informe se elaboró con apoyo de Misereor, Obra episcopal de la Iglesia católica alemana para la cooperación al desarrollo.

3. Proyectos y Países 


• Pascua Lama en Argentina y Chile; Bajo de la Alumbrera en Argentina; Frontino, Mazamorras, Angostura, Támesis y San Lucas en Colombia; Pacific Rim en El Salvador; Mina Marli en Guatemala; San Martín en Honduras; La Diana en Caballo Blanco; Wirikuta en San José del Progreso; San Javier y Payback en México; Molejón o Petaquilla en Panamá; Lagunas Norte, Mantaro, Río Tabaconas y Las Huaquillas en Perú

4. Los impactos negativos que se generan alrededor de la industria minera Canadiense en América Latina

• Ambiental: El agua es el principal recurso amenazado por la actividad minera en la región. Glaciares, ríos y quebradas de los 9 países se han visto afectados, así como los bosques, las cosechas y la pequeña ganadería.

• Social: Desplazamiento forzado, división de comunidades y fractura del tejido social; las comunidades son expulsadas de sus territorios y los ofrecimientos de dineros a algunos habitantes o grupos por parte de las compañías ocasionan conflictos dentro de las comunidades.

• Afectaciones económicas: Incumplimiento en inversión social y promesas de empleo que generan peores indicadores económicos que antes de la llegada de la empresa.

• Muertes violentas y por accidentes, así como heridas graves a opositores de proyectos y trabajadores de minas: 10 personas han muerto de manera violenta por oponerse a la minería canadiense en América Latina, en México, Colombia, Honduras y Guatemala, y se presentan amenazas y hostigamientos contra quienes se oponen. La impunidad en estos casos es de casi la totalidad. 44 accidentes fatales se habían producido en minas canadienses en Perú hasta 2008. Las comunidades identifican el aumento de la violencia con la llegada de la actividad minera, por ejemplo, en México.

• Vulneraciones a la salud: Entre 2000 y 2003 en la provincia de Catamarca en Argentina, se pudo constatar un aumento en las enfermedades respiratorias en niñas y niños. En Honduras se han identificado problemas dermatológicos y gastrointestinales, así como la presencia de plomo en la sangre, y en Guatemala, pruebas de orina arrojaron resultados positivos sobre la presencia de mercurio, cobre, arsénico y zinc.

• Adquisición fraudulenta de la propiedad: En Guatemala la Mina Marlin compró propiedades de 600 familias a un promedio de 500 dólares (alrededor de 1’000.000 de pesos colombianos). En México se establecieron contratos de arrendamiento fraudulentos con personas ajenas a estos territorios generando un conflicto con los habitantes originales.

5. Condiciones en Estados Anfitriones que favorecen el impacto de la actividad minera

• Marcos jurídicos deficientes y que no se aplican

• Irrespeto a los derechos de los pueblos indígenas

• Irrespeto a zonas de reserva o zonas protegidas

• Falta de participación real de afectados

• Recursos judiciales ausentes y poco efectivos

6. Políticas de Canadá que favorecen el impacto negativo de la minería

• Apoyo económico y político sin exigencia de estándares de derechos humanos

• Injerencia indebida en la política minera de los países: Canadá tuvo una fuerte participación por intermedio de la Agencia CIDA, la cual colaboró con un proyecto de asistencia técnica, a través del cual se contrataron intermediarios o agentes de compañías canadienses en calidad de expertos en legislación minera, como Canadian Energy Research Institute, CERI, para redactar la nueva legislación minera colombiana. En Perú, se emitieron dos decretos de flexibilización de marcos legales, posteriormente a la visita del Primer Ministro canadiense a ese país.

• Omisión del servicio diplomático canadiense y blindaje a empresas mineras a través de los TLC: Las embajadas de Canadá no se han involucrado en la respuesta a las denuncias por violaciones a los derechos humanos en los países que están instaladas.

• Marco jurídico inadecuado en Canadá: Se destaca el proyecto de Ley c-300 que buscó fortalecer la regulación de las empresas canadienses en materia de derechos humanos y que fue derrotado en el parlamento por 6 votos.

• Canadá ha convertido sus agencias de cooperación en entidades de fomento a la inversión minera sin mecanismos para responder a denuncias por vulneraciones a los derechos humanos cometidas por sus empresas.

7. Recomendaciones (resumen)

• Al Sistema Interamericano de Derechos Humanos: Incluir en sus informes y demás facultades la perspectiva de la responsabilidad extraterritorial de los estados de origen de las empresas extractivas. Procesar las peticiones y casos relacionados con la violación a los derechos humanos provocada por empresas extractivas. Elaborar un informe temático regional sobre el impacto de la industria extractiva e los derechos humanos y la responsabilidad internacional de los Estados de origen de las empresas.

• Al Estado de Canadá: Cumplir con los estándares internacionales en materia de derechos humanos, garantizar el acceso a la justicia para las víctimas de la minería canadiense en otros países, monitorear, coadyuvar para que se cumplan las medidas de suspensión de proyectos y el retiros de empresas que incurran en violaciones a los derechos humanos. Abstenerse de apoyar programas de desarrollo, acuerdos comerciales o de asociación, asistencia política que tenga el objetivo de influenciar la adopción de marcos regulatorios flexibles para la inversión minera y en detrimento de las obligaciones de garantizar los derechos humanos en los países receptores de los proyectos extractivos.

• A los países anfitriones de la inversión canadiense: Incorporar estándares internacionales de derechos humanos en el marco legal que regula sus políticas de desarrollo y extracción de recursos naturales, prevenir daños irreparables, respetar la consulta libre e informada a las comunidades, proteger efectivamente a las comunidades y abstenerse de firmar acuerdos comerciales que impliquen renunciar a su jurisdicción en materia de derechos humanos.

En contexto