6/10/2014


Acompáñenos a realizar un balance del Paro y de la Cumbre Agraria, así como a evaluar las perspectivas de la cuestión campesina en los dos posibles gobiernos de la derecha. 

PONENTES: Iván Cepeda, Alejandro Mantilla y Carlos Lozano PRESENTACIONES:  Alma Ancha (Llanera); Reincidentes (Hip-hop); Mapaná (Gaita y Tambora). 

Aud. Camilo Torres - Fac. Derecho y Ciencias políticas Universidad Nacional de Colombia O rganiza: Colectivo Agrario Abya Yala

Apoya: TEJUNTAS

Presentación, Justificación y Metodología

ARTE Y DEBATE
Paro Agrario, Cumbre y Paz - La encrucijada del Campo

1.        PRESENTACIÓN

Colombia es un país profundamente rural, de vocación mayoritariamente agrícola, cuyos pueblos han sostenido la economía nacional por medio de la agricultura desde tiempos inmemoriales. El año 2013 representó una agudización  del conflicto social agrario, que viene en ascenso durante la última década, sobre todo a partir de la aprobación y ejecución de varios Tratados de Libre Comercio y la implementación de las locomotoras minero-energéticas y agroindustriales, supremamente lesivas para las comunidades rurales y los sectores que las acompañan.

En efecto, como consecuencia del modelo de desarrollo imperante, la casi totalidad de actividades agrícolas han tenido que ingresar al sistema de competencias del mercado global, en condiciones manifiestamente desiguales con sus contrapartes. Esta situación ha conllevado a una profunda crisis del agro. Las importaciones en el 2012 aumentaron casi un 50%, y el 80% de las mismas correspondieron a materias primas y alimentos como azúcar, café, panadería, carnes y pescados[2]. A la entrada en vigencia de los TLC y la marcha de las locomotoras neoliberales y extractivistas, se suma el recrudecimiento de la militarización y la re-latifundización del campo en favor del sistema financiero especulativo, empeorando la marginalización histórica de los habitantes del campo y el despojo sistemático de los territorios.

En ese contexto, el 19 de agosto de 2013, apenas hace 8 meses, estalló el Paro Nacional Agrario y Popular. De éste hicieron parte cafeteros, lecheros, cacaoteros, pequeños mineros, paperos, paneleros, arroceros, algodoneros, trabajadores y usuarios de la salud, transportistas, estudiantes, en general, amplios sectores populares y campesinos; cansados del sistemático incumplimiento de los acuerdos adquiridos con los gobiernos de turno.

Gran parte del país estuvo en mayor o menor medida, paralizado. Tras semanas de movilización de los sectores populares y la represión criminal por parte de la Fuerza Pública, el Gobierno Nacional, en cabeza del presidente-candidato Juan Manuel Santos, se comprometió a tomar medidas tendientes a reducir el costo de los insumos y mejorar los canales de comercialización.

Los acuerdos, que no hicieron mención sobre el problema estructural del modelo de desarrollo, el acaparamiento de tierras, la pauperización de las economías campesinas e indígenas, entre otros problemas estructurales, fueron incumplidos en su totalidad.

Por esta razón, amplios sectores populares, convocaron a la gran Cumbre Agraria, étnica,campesina y popular. Como resultado del encuentro, el pasado 31 de marzo, la Comisión Política de la Cumbre entregó el Pliego Unitario al gobierno de Santos como segundo llamado para instalar una mesa única de negociación en donde se dé respuesta a las demandas del movimiento social y popular colombiano. 

En la Cumbre se discutió sobre la necesidad de realizar un ordenamiento territorial popular, de reconocer al campesinado como sujeto político, de impulsar las economías propias en contra del modelo de despojo, de formular una política minero energética protectora de los territorios y sus gentes; de repensar la articulación del campo, el poblado y la ciudad; de garantizar los derechos de las víctimas a la justicia, verdad y reparación; y de construir un movimiento social por la paz con justicia social y la solución política al conflicto armado. El mecanismo más eficaz para dar pasos certeros hacia estos objetivos es la movilización, por ello se convoca a un nuevo PARO AGRARIO como un escenario concreto de acción y articulación del movimiento social y popular colombiano.

Por su parte, las mujeres y hombres que pueblan los territorios urbanos se dieron cita en Medellín en el marco del Foro Social urbano Alternativo y Popular, en el que dialogaron organizaciones cívicas, comunitarias, barriales, políticas y gremiales de toda Colombia. Allí se avanzó en la construcción de una agenda política urbana y se llamó igualmente a constituirnos PARO NACIONAL AGRARIO Y POPULAR, no sólo en solidaridad con las organizaciones rurales, sino para posicionar una agenda propia de los poblados y ciudades.


2.       JUSTIFICACIÓN

Como Colectivo Agrario Abya Yala consideramos urgente y necesario generar espacios de discusión y difusión de las propuestas que surgen de los escenarios de unidad y AGITAR a la comunidad universitaria, a todos los sectores, colectivos, y movimientos, para fortalecer la Cumbre. Insistimos en la necesidad y urgencia de forjar caminos de Unidad.

De ahí la necesidad de articular teoría y práctica transformadoras en el análisis del Pliego Unitario y los conflictos por la tierra y los territorios, así como de rescatar creativamente las expresiones artísticas y culturales populares como herramientas de emancipación y lucha.

3.       OBJETIVOS

Impulsar el análisis crítico y propositivo del conflicto por la tierra y los territorios en Colombia, visibilizando las causas estructurales de la crisis agraria y las propuestas, exigencias y mandatos que se consolidaron en la Cumbre Agraria, Étnica, Campesina y Popular, así como su relación con la actual coyuntura electoral. 

4.      METODOLOGÍA

La metodología sería una presentación inicial como Colectivo frente al Balance del Paro Agrario 2014, de la Cumbre y de sus negociaciones con el gobierno. Luego daremos paso a un conversatorio con dos ponentes confirmados (Iván Cepeda y Alejandro Mantilla) y otro ponente por confirmar, sobre dos preguntas de coyuntura:

1) Perspectivas de la política de tierras y territorios (incluyendo el tema de narcotráfico) en los dos posibles gobiernos de derecha. Es decir, cómo sería esa política con Santos y cómo sería con Zuluaga-Uribe.

2) Perspectivas del movimiento social en los dos posibles gobiernos. Es decir, en qué afectaría la dinámica del movimiento social y de la misma Cumbre de mantenerse Santos o de llegar Uribe nuevamente al poder. 

Haciendo énfasis en la perspectiva artística y festiva del Convite, en los intervalos entre cada una de las preguntas y al finalizar se realizarán diferentes actos culturales como poesía y coplas, presentaciones musicales de artistas populares, arengas, entre otras. Están confirmadas las presentaciones de Alma Ancha (Llanera); Reincidentes (Hip-hop); Mapaná (Gaita y Tambora).


CONVOCA: COLECTIVO AGRARIO ABYA YALA



En contexto