8/12/2014


Enraizados en Resistencia Sembrando Soberanía
(1. Leer Pronunciamiento - 2. Leer Nota de Prensa )

… Y debe ser nuestra la libertad, por que la libertad nos ha constado muchos sacrificios conquistarla; y deber ser nuestra y plena la soberanía, porque la soberanía la ha venido luchando nuestro pueblo desde hace un siglo; y ha de ser nuestra la riqueza de nuestra tierra y el fruto de nuestro trabajo, por que por eso se ha tenido que sacrificar mucho nuestro pueblo”… Fidel Castro, primera declaración de la Habana, 2 Sep 1960
  
Algunas líneas desde Colombia:

Cruzar la frontera entre dos países hermanados por la historia común y el legado cultural debería ser algo casual; sin embargo de Cúcuta hacia San Cristóbal se empiezan a percibir los cambios. Cambiar pesos a Bolívares hace sentir lo caro de la vida cotidiana en Colombia. En San Cristóbal puedes comer muy bien (sancocho de pescado,  hasta 2 cervezas, postre y propina) con el equivalente a 2 mil pesos Colombianos. El transporte de 10 horas de viaje de  San Cristóbal a Barquisimeto cuesta 200 Bolívares (como 8mil pesos) en buses de dos pisos que en Colombia apenas en 2014 compró Bolivariano. Las carreteras son dobles calzadas de  3 y 4 carriles en muy buen estado que permiten un viaje sereno  para contemplar el panorama lleno de paisajes coloridos, boscosos y biodiversos muy distintos a los deforestados suelos de la tierra en homenaje a Colon.

Barquisimeto una ciudad de más de  1 millón de habitantes se muestra muy comercial; llena de bodegas grandes y de tractocamiones circundando las calles permanentemente. Se siente el olor a gasolina quemada en el ambiente que no es agradable. Las venezolanas muy amorosas con su dulce voz y su evidente fortaleza comparten con el desconocido; las frutas abundan en la calle, coloridas afloran mandarinas, manzanas, mangos, bananas; no veo indigencia en un centro desordenado lleno de la arquitectura “moderna” leáse cuadrada  y sin gracia,  como suelen ser los centros de muchas de las ciudades del Sur.

La plaza de Bolívar, muestra a un héroe imponente en su caballo, rodeado de bellos árboles bien cuidados que invitan a disfrutar del espacio público circundado por el arte-mural en las calles en homenaje a la libertad, la independencia, la dignidad, que desde el cruce en Cúcuta aparecen de esquina en esquina y de cuando en cuando en esta patria hermana, celebrando la heroica hazaña de Simon y el pueblo libertario que lo acompaño. Recuerdo la plaza de Bogotá que muestra un Bolívar triste, derrotado, taciturno.
---
En la madrugada de este segundo día en tierras Venezolanas llegaron por nosotros dos busetas con jóvenes de nuestra América, de nuestra  Abya Yala. Arribamos a la zona rural de Sanare, en el estado de Lara. La casa de Lisa y Maia es un homenaje al trabajo campesino y así nos la presentan, como un resultado de muchas manos juntas;  las paredes en bareque evocaron el pasado de los abuelos en sus casas de doscientos años. Aposentos serenos con olor a tierra se entremezclaron con los primeros diálogos con la diversidad de nuestros pueblos; empezaron a aflorar los acentos caribeños, serranos y costeños de Nicaragüa, Honduras, Guatemala que se mezclaron con los de Barranquilla y los del sur  con Brasil, Argentina y Chile. Nos esperaba una semana de compartir esperanzas, sueños de futuro y debate.

Venezuela es la tierra del viento y “la fumarola” montaña sagrada hija de volcanes, inspiradora del ritual de los Tamunanguis, afloraba como primera impresión de este encuentro. Rugía desde la mañana el sonido del viento y con su cantar fuimos conociéndonos. Jóvenes de 18 países invitados por SOA Watch, el observatorio para el cierre de la Escuela de las Américas  (Hoy Western Hemisphere Institute for Security Cooperation - WHINSEC)  y una red de norteamericanos de origen o corazón latino nos invitaron a Enraizarnos en Resistencia y a Sembrar Soberanía.


Hace 4 años hubo un primer encuentro y este camino con la fortaleza de 4 bellas almas inspiradas y comprometidas en crear un movimiento contra el imperialismo solidario e internacionalista que con arduo trabajo permitieron encontrarnos; empezamos por presentarnos haciendo visibles nuestra esperanza de afianzar lazos desde lo cotidiano para construir miradas complejas y formas creativas para afrontar los desafíos de vivir en el hoy por hoy continente esperanza; esperanza en disputa con el capitalismo que ve economías “emergentes” sustentadas en el aumento de rentas sumado a economías para la “extracción” a gran escala de recursos naturales, mano de obra barata y una capacidad de consumo interno cada vez más acelerada lo que permite que los excedentes del norte se vengan pal sur. Por su parte estas tierras de esperanzas, dejaron ver en el dialogo de 18 patrias como codo a codo van juntas por volver dar sentido a palabras como la autonomía, la soberanía, la independencia, la afirmación de las diferencias, la defensa de las biodiversidades, la de los pueblos indígenas, negros, campesinos, inmigrantes, LGTBI, de las tribus urbanas y más…

---

Desde el sur, Francisco de CHILE  lograba hacer visible el rescate de la herencia de resistencia del pueblo Mapuche para construir la respuesta de los estudiantes a la privatización acelerada de lo público, en un país que entro al neoliberalismo con la dictadura de Pinochet auspiciada por los gringos y orquestada en la Escuela de las Américas; se notaba la búsqueda por la memoria negada que con nostalgia compartía con Carlos de ARGENTINA, Laura de PARAGUAY, quienes mirando hacia atrás para labrar futuro, con valentía narraban la importancia de mantener viva la historia de las dictaduras militares, sus resistencias y sus víctimas.

En BRASIL Joseh se describe así mismo como un sobreviviente de las favelas consumidas en la violencia juvenil de un país sin oportunidades para la vida digna de las mayorias, siendo la 5ta economía del mundo; un Brasil que se piensa a si misma sin estar al tanto del resto del continente y con mas de 230 millones de habitantes da luces sobre el  modelo económico de exportación, que promueve el consumismo sin permitírselo al pueblo. Joseh hablaba del uso de la justicia restaurativa (filosofía y metodología que se usa como alternativa a leyes punitivas) en los barrios una forma de superar conflictos desde las mismas comunidades sin ir a la ley, profundamente institucional, profundamente corrupta.

El compañero de ECUADOR no pudo acompañarnos y lamentamos su ausencia dado los asombrosos cambios que desde afuera se ven de este pequeño país de 14 millones  de habitantes y catalogado por las revistas económicas como del milagro de SurAmérica por la apuesta por una economía fuerte con inversiones del estado a gran escala aun en medio de la dolarización; sede de la UNASUR, promotor de los intercambios con el Sucre, impulsora del ALBA y de las relaciones bilaterales SURSUR;  Adolfo, el más joven de nosotr@s hijo del declarado Estado Plurinacional de BOLIVIA con su voz serena y cuidadosa de la palabra, evocaba la bandera de los 7 colores, la UIPALA, declarando como se estaba formando en su tierra un pensamiento que rescate la fuerza de la tradición de los pueblos originarios de nuestra Abya Yala.

Romina de PERÚ sorprendía en la rigurosidad de sus afirmaciones al sugerir como espejo a su amado país como ejemplo del extractivismo a gran escala y con firmeza al describir las alianzas de los jóvenes y de las organizaciones civiles para apoyar con  fuerza las Ligas Campesinas y hacer frente al a la minería  gran escala herencia histórica del territorio INCA que en la Colonia con sus Potosis financio el posterior desarrollo industrial de la Europa Occidental.

Inti, Diego, Blas, Andrés y Yania de COLOMBIA declaraban la fuerza de los pueblos colombianos que en medio de la historia de los mas 500 años de guerra, que en los últimos 60 años hiere la patria con el conflicto político, social y armado,   han logrado llenar de colores de esperanza el anhelo de vivir en paz; reiteraron la fuerza de ser negros, indígenas, campesinos, mestizos con el anhelo de volver a la tierra en medio de los desafío de habitar grandes ciudades sumidas en la desconfianza cotidiana.

En VENEZUELA Maia, Cristina, Virginia, Alba y Sandino, hablaban con firmeza de Bolívar, de Chávez, de la esperanza para América que estaban construyendo y que se dejaban  sentir junto con los procesos  campesinos agroecológicos de Montecarmelo y el dialogo con los trabajadores y obrer@s de la Revolución Bolivariana y sus grandes desafíos de 14 años de camino al socialismo. Sorprendía ver como en las pasadas elecciones más del 97% de la población votó, reafirmando la democracia y la capacidad del voto nunca antes vista. En la semana del encuentro se realizaban las votaciones internas del PSUV – Partido Socialista Unido de Venezuela y desde los más jóvenes hasta abuelas como la histórica Gaudí (mujer campesina quien logro una escuela para su vereda, pasando por ser profesora, directora y promotora de las asociaciones campesinas) apresurad@s se desplazaban los puestos de votación. Chávez nos enseño a votar, declaraban al creer y defender la fuerza del voto democrático.

Jonatan de PANAMÁ hacia visible su gallardía, su valentía y su gusto por la geografía. Caminante intrépido recordaba los diarios del CHE recorriendo su amada Centroamérica, siempre dispuesto a servir, al lado y con los indígenas y haciendo de las comunicaciones su principal herramienta recorría las trochas de la defensa de la madre tierra mientras al tiempo se declaraba admirador de los TICOS (costarricenses) quienes en las pasadas elecciones presidenciales daban un voto por el cambio. Panamá un pueblo de 3.5 millones de habitantes sentía los dolores y herencia de la invasión Yanqui y el pensamiento pro-capital heredado de la historia asociada al canal interoceánico.

En el caribe Toussaint  (todos santos, como el mismo nos contó) del primer pueblo negro libre, el glorioso HAITÍ de Petión, pueblo libertario primer inspirador de un continente libre y soberano sin el yugo del imperialismo, promotor de Bolívar y escuela de su pensamiento libertario, haciendo un esfuerzo grande por comunicarse vía María Luisa Guatemalteca que amorosamente traducía del francés nos remitía a sentir lo difícil de vivir un país ocupado, que en 2004 vivió un golpe de Estado, apenas reseñado por la prensa internacional; En la palabra de Toussaint se sentía el hastío de su cotidianidad atravesada por el yugo de los intereses extranjeros que hasta con la excusa de la ayuda humanitaria para atender el devastador terremoto, como se denuncio con la corrupción de  la ONU, sufría los estragos de la incapacidad de la autodeterminación.

Al otro extremo de la isla mal llamada la Española, Geny de REPÚBLICA DOMINICANA enunciaba con su contundente voz de mujer militante por la vida, disciplinada para la revolución y con la bandera de la dignidad empuñada, bellamente lograban enunciar la apuesta continental por superar el imperialismo yanqui presente en la historia de su pueblo en oleadas intervencionistas permanentes ; el compañero de CUBA no logro llegar el encuentro pero la vos caribeña de su revolución acompañó constantemente las jornadas de debate, de dialogo de risas, de baile. Cuba desde 1959 ha venido construyendo esperanza de vida en paz en este continente. Mientras eran cotidianas las desapariciones, las masacres, la destrucción a las autonomías, la persecución política, el hambre a gran escala, la guerra y la destrucción de los ecosistemas,  en el resto de nuestras patrias, la “Llave de América” se construían las bases de la esperanza de la vida digna basada en el trabajo arduo

Volviendo a la plataforma continental HONDURAS contaba  dos historias del mismo mal. La intervención Norteamérica con 14 bases militares en su territorio era evidente. El mismo día que estaba en cuestión una posible reforma constitucional se produjo el golpe de estado a Zelaya que si bien no era de origen popular, cuestionaba la histórica herencia de servilismo a los Estados Unidos; Mario defensor de DDHH y Gaspar joven indígena Lenca discutían como en el país el famoso Estado  de derecho servia para respaldar el capital transnacional asociado a la construcción de hidroléctricas y la minería. El golpe de Estado reafirmaba el poderío de los Estados Unidos ante un eventual atisbo de autonomía. Sin embargo las alianzas entre pueblos resistían al gigante del norte, Brigitte y Karen de USA y Canadá valientemente entregaban su vida y obra a acompañar las justas reivindicaciones del pueblo hondureño

En NICARAGUA, José Ángel con su guitarra y su voz, deleitaba los ambientes formales e informales con su amor Sandinista recordando que la fiesta de nuestra tierra es nuestra mayor conquista. Con dolor dejaba ver el impacto en su familia y su pueblo de la injerencia gringa en su patria y como financió la “contra” al gobierno democrático del Frente Sandinista de Liberación Nacional que hoy día de nuevo viene retomando aires  de cambios concretos de autonomía como país. Jezzell del pueblo indígena MISQUITO localizado en la Región Autónoma de  Nicaragüa que comparte territorio con con mestizos, Afro-Nicaragüenses, y otras etnias indígenas del Atlántico y Pacifico hacía sentir su amor por la madre tierra, el dolor de los árboles talados, por los cauces desviados para las minas. Por su parte planteaba el debate sobre las autonomías territoriales en medio de las diferencias de su pueblo con el gobierno de Nicaragua  que hace pensar en la necesidad de hacer permitir que democracia recoja los múltiples colores de y formas de ver y sentir el mundo de los pueblos del Abya Yala.

Ana de El SALVADOR inspirada en el santo de América el histórico defensor de la vida Monseñor Romero, vertía con su palabra y su vos serena la fiesta de la vida que respira después de 20 años de postacuerdo y construcción del postconflicto que hoy con el FMLN - Frente Farabundo Marti para la Liberación Nacional crean esperanza de justicia social. Pensando en la Colombia y sus desafíos en este momento de su historia, era inspirador sentir que es posible construir escenarios para el diálogo sin la fuerza de las armas.

Con GUATEMALA recordamos con tristeza el genocidio a los pueblos hijos del maíz constante desde hace 500 años. La minería a gran escala seguía era la nueva excusa y dejaba día a día mártires; jóvenes como Topacio menor de edad, asesinada por la seguridad privada de la empresa minera nos llamaba de nuevo a la violenta realidad …. Sin embargo se amarraba la muerte criminal con la sonrisa de Danilo y  la creatividad  su cámara fotográfica que retrataba la resistencia de los pueblos indígenas mayas en resistencia al saqueo. La herencia de la dictadura militar otra vez recordaba a la Escuela de las Américas. María Luisa con nostalgia evoca a su  desaparecido padre, pero con aire libertario con mirada dulce y aguerrida a la vez proyecta con fuerza el amor para construir otros mundos posibles y nos sumergen al grito de esperanza y a la cultura de paz como bandera.

MEXICO con Paulina y Tania demostraba la creatividad para hacer como sueño de futuro el rescate de la memoria. Aquellos H.I.J.O.S e H.I.J.A.S que como en el cono sur son la herencia de resistencia del sueño de abuelas y abuelos, padres y madres que con dignidad alzaron la voz contra el delito.  En el tiempo de las globalizaciones la afirmación de lo local es urgente, esperanzadora y cimiento de futuro. La tierra del “Ombligo de la Luna” hoy clama  una alianza ciudadana por la paz ante los rigores de la cultura mafiosa heredada del narcotráfico, la corrupción estatal y la falta de credibilidad de unas instituciones desgastadas y violentas. Sin embargo un país con más de 30 millones de indígenas quiere sacudirse de su historia reciente y estas dos mujeres jóvenes de la antigua Tenochtitlan evocan a Zapata y su pensamiento libertario como forma de vivir y desafiar el cotidiano.

Más hacia el norte, en los ESTADOS UNIDOS de Latinoamérica como la llama Lis-Marie con sonrisa guerrera y sus  bellas trenzas Nicaragüenses,  experimenté algo nuevo, el amor por el suelo del águila calva, el amor no por su herencia de imperio cimentada en la guerra sino, en su apuesta por la diversidad, negada desde el poder pero vivencial codo a codo entre sus pueblos, sus comidas, sus idiomas. Fue emotivo ver la fuerza inspiradora de lucha por los derechos de los migrantes de Giuliani,  Salvadoreño, de  Irene,  de delineado y bello rostro indígena, oriunda de la tierra de los  Mexica, los Mayas, los Wuirrarica, los Huicholes,  y cientos de pueblos originarios del  Abya Yala  junto con la también mexicana Sandra, ferreas defensoras de las vida en la frontera gringa, junto a  Lisa, Brigette de USA y Maria Luisa de Guatemala quienes se enfrentaban en el cotidiano al racismo autoritario de la minoría anglosajona que niega la diversidad de su origen como Unión de Estados.

Su lucha diversa, risueña, coqueta, rigurosa y permanente para la afirmación de los derechos de los trabajadores del campo, su valentía al enfrentar, poniendo su vida en riesgo, la deportación y encarcelamiento de sus hermanos latinos, de sus hermanos de “color” (termino usado en la EEUU que incluye todas la etnias no  anglosajonas, “blancas”) ; su fuerza de ser artífices de la vigilia anual en contra de la Escuela de las Américas, su sueño de país contra el imperio desde el mismo imperio como ell@s mismo lo contaban, nos conectó con la fuerza que nos recordaba el Diego desde Colombia sobre el bastón de mando que recorre este continente, bastón para la vida, bastón para la fertilidad, bastón para elevar la fuerza de nuestros corazones.

Y al extremo norte, en CANADÁ se escuchaba la voz de Karen quien crítica de la política de su gobierno, denunciaba la ingerencia del país que la vio nacer en la extracción acelerada de recursos naturales especialmente de las empresas mineras que se quieren apropiar y destruir la tierra del Abya Yala. Sus reflexiones como caminante entre su patria y Centroamérica la hacían diversa, amante de la resistencia de los pueblos indígenas de Honduras y declaraba la decisión de dar su vida en servicio al desconocido.

---

Venezuela evoca su pasado reciente, el de apenas 200 años para proclamar con Chávez una segunda y definitiva independencia. En Caracas el debate público sobre el futuro de país se hace vivo entre los opositores “sifrinos” al gobierno, la crítica propia y necesaria a los que se esta viviendo y el compromiso de millones por defender su revolución en medio de las apuestas por construir instituciones fuertes y legítimas y de pensar más allá de sus fronteras. Venezuela junto con los aires de cambio en Bolivia, Ecuador, Nicaragüa, El Salvador y Argentina demuestran que es posible soñar con transformaciones a la escala de la dignidad de nuestros pueblos; sueños grandes, emotivos, amorosos, intensos y coloridos. Venezuela vio caminar por una semana la fuerza de jóvenes de  países comprometidos con seguir soñando.

Venezuela fue anfitriona de un encuentro bañado por la mística voz de las “chiquitas” mujeres trabajadoras de la tierra de Sanare que con fortaleza demostraban el sentido de su revolución Bolivariana, luchar por crear oportunidades de vida dignas para todas y todos;  del siempre atento y amigo Jesús, de la música del cuatro y las tamboras, del tamunangue, de la buena y diversa comida que sumó a la mágica esencia de compartir y reunir un poco de nuestras tierras, del encuentro sincero y sin pretensiones; Venezuela fue testiga y anfitriona  del amor a nuestra casa, que irremediablemente nos evocaba el pasado de aguante de nuestros pueblos. Como hijos e hijas de la esperanza declaramos entre baile, risas, contemplaciones de la luna y su viaje cósmico y la lluvia de estrellas compañeras en las noches a orillas de la sagrada montaña de la fumarola que nos comprometemos a caminar con firmeza hacia el porvenir, haciendo como nos decía el buen Sandino, lo que debemos hacer, cumpliendo el papel histórico que nos corresponde, enraizados en resistencia, sembrando soberanía.

El Achiote.

Bakatá, Agosto de 2014

En contexto