8/11/2014

“Hay, hermanos, muchísimo que hacer”
C. Vallejo.

Durante los días del 14 al 21 de julio, jóvenes de 18 países participaron en el  “I Encuentro de jóvenes líderes: Enraizados en resistencia, sembrando soberanía” que se llevó a cabo en el estado de Lara, Venezuela.

(Leer declaración final del Encentro)

Teniendo como objetivo discutir sobre los procesos de resistencia en sus países en contra de la militarización, así como de las luchas actuales de sus pueblos y comunidades, la defensa de los derechos humanos y la solidaridad entre pueblos,  32 jóvenes militantes de organizaciones políticas, activistas sociales, estudiantes y trabajadores se reunieron en zona rural de Sanare.



Los grandes ejes de las luchas en los países del continente se ven reflejados en la intervención militar, policial y política que han sostenido  las dictaduras y gobiernos autoritarios de Latinoamérica- entre ellos los últimos golpes de estado propiciados en Venezuela, Paraguay y Honduras; la violación de derechos humanos - como las desapariciones forzadas, torturas, encarcelamiento, las luchas socioambientales estrechamente ligadas a las actividades e industrias extractivas – como la minería, hidroeléctricas, etc.


Como parte del recorrido histórico y actual de los países se presentaron los siguientes escenarios:

  1. En Chile, las luchas fundamentales se desarrollan entorno a la transformación del modelo educativo - uno de los pilares fundamentales del neoliberalismo en el país - siendo lideradas por el sector estudiantil que ha tenido amplia convocatoria en la sociedad. Asimismo, se mantiene la exigencia de enjuiciamiento a los responsables de las violaciones de DDHH durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, así como el cierre de la Base de Concón – recinto financiado por el Comando Sur de EEUU- en el que se  forman soldados y policías en tácticas de represión al campo popular en su conjunto.

  1. De igual manera, las luchas en Argentina, se enfocan en continuar enjuiciando a los responsables del genocidio cometido durante la última dictadura cívico militar (1976-1983). Esta lucha ha tenido como principales actores a las organizaciones conformadas por los familiares de los desaparecidos políticos y las víctimas de tortura, asesinato y encarcelamiento. Hoy en día se tiene 537 condenados y más de mil criminales de lesa humanidad siendo procesados.

  1. La destitución del ex presidente Fernando Lugo en 2012 constituyó en Paraguay un golpe blanco, disfrazado de una destitución constitucional, que fue planeado por y para las empresas transnacionales en alianza con la derecha nacional. Paraguay, país de gran riqueza,  constituye un área estratégica en conflicto por la concentración de tierras destinadas al cultivo de soja transgénica para la producción de agrocombustibles y energía – que afectan la seguridad alimentaria – y la construcción de megaproyectos de infraestructura y minería.

  1. Sobre Bolivia, se explicaron los avances en los derechos sociales, económicos y culturales de la población, así como los relativos al reconocimiento de los derechos de la Pachamama (Madre Tierra). Desde la llegada de Evo Morales a la Presidencia de la República se ha fortalecido la soberanía del país, convirtiéndose además en uno de los países pilares en la construcción de espacios de integración como UNASUR, así como su postura antiimperialista. De igual manera se destacó la experiencia de  trabajo de las generaciones jóvenes en base a  la cultura y la formación de jóvenes líderes y lideresas con incidencia política.

  1. Desde Perú se dio a conocer los conflictos socioambientales  y territoriales que se vienen desarrollando en el país debido a la construcción de megaproyectos de infraestructura, así como la larga tradición de extractivismo que  han ocasionado varias muertes en las última década, siendo los casos más significativos los relacionados con el proyecto minero Conga y las protestas contra la vulneración de los derechos de las comunidades indígenas y sus territorios conocido como el Baguazo.  También se destacó el endurecimiento de las leyes de criminalización de la protesta social que permite la persecución de dirigentes, líderes y lideresas político-sociales en contraposición al debilitamiento de las instituciones y destrabamiento de la inversión con leyes que afecta el control y fiscalización ambiental en beneficio de las industrias extractivas y las transnacionales.

  1. Sobre Brasil se recalcó que,  a pesar del importante papel que está desarrollando el país en la región, existen conflictos relacionados a la falta de derechos sociales y económicos de las grandes mayorías, así como de la situación de violencia y exclusión en la que viven los sectores más marginados. La  militarización de las políticas de seguridad ciudadana se ha develado como la nueva estrategia para combatir la delincuencia que sumada a las pocas oportunidades que tienen determinados sectores socioeconómicos impiden a las nuevas generaciones salir de los círculos de pobreza, violencia, drogas y delincuencia.

  1. De Colombia se destacó la lucha por la afirmación de los derechos y cultura de paz del campesinado, los pueblos indígenas y afros de manos de manos de las organizaciones sociales en resistencias y como alternativa frente al modelo de desarrollo capitalista. Asimismo se señaló a la militarización, el acaparamiento, la concentración de tierra, así como su despojo en  complicidad del Estado como razón estructural del conflicto político, social y armado de las últimas seis décadas. En los últimos 10 años se acumulan más de diez millones de personas desplazada y, más de 300 mil víctimas de la persecución política.

  1. Sobre la situación de Venezuela se expuso la lucha del pueblo por mantener los cambios realizados por el comandante Hugo Chávez y profundizarlos a través del gobierno del PSUV representado por el presidente Nicolás Maduro. Asimismo se denunció las prácticas de desestabilización económica y política de la derecha venezolana que a través de los medios de comunicación internacionales tergiversan la situación real del país caribeño y que constituyen uno más de los tantos intentos llevados a cabo entre los que destacan el golpe de estado del 2002, el cual fue revertido por las Fuerzas Armadas leales al proceso y el pueblo en su conjunto.

  1. De Panamá se destacó la lucha histórica del pueblo por el fin de la ocupación estadounidense y la actual lucha por recuperar verdaderamente su soberanía, debido a que permanece vigente un acuerdo  que establece la intervención militar de los Estados Unidos en caso de que la operación de Canal de Panamá se vea comprometida. Actualmente la lucha también se expresa en la defensa ambiental de sus territorios frente a la construcción de megaproyectos, entre ellos las represas hidroeléctricas – como el proyecto Barro Blanco -  lo que ha generado fuertes olas de represión ocasionando varios heridos y muertos durante los conflictos.

  1. Desde Nicaragua se distinguió el trabajo que viene realizando el gobierno sandinista en la formación de  jóvenes involucrados en la vida política, así como  así como política anti-imperialista forjada bajo el ejemplo de Augusto César Sandino. Por otra parte señalaron los grandes problemas  a los que se enfrenta el pueblo misquito – nación indígena dentro del Estado Nicaragüense, como la deforestación de los bosques, razón por la cual se vienen organizando para hacerle hacer respetar sus derechos como pueblo ancestral.

  1. Sobre Honduras se puso en manifiesto la crisis de represión, asesinatos, militarización, y pobreza que se vive desde el golpe de Estado al entonces presidente Manuel Zelaya, orquestado desde la derecha nacional y con apoyo de los Estados Unidos como respuesta a los cambios en su política social y económica y el acercamiento de su gobierno a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). Se recalcó la lucha permanente de las organizaciones sociales, a pesar de la represión y criminalización, en defensa de los derechos humanos y contra la militarización igual que la resistencia del pueblo Lenca y otros pueblos frente a las actividades extractivas, las concesiones de ríos y compra de bosques que atentan a su soberanía. 

  1. Sobre El Salvador se recordó la figura del padre Oscar Arnulfo Romero, asesinado por sus denuncias contra el régimen político por violación de derechos humanos y su llamado a la organización del pueblo y al reclamo pacífico de sus derechos. Asimismo se destacaron las historias de los hombres y mujeres que dieron su vida por defender a su tierra y construir un gobierno popular. De igual manera se hizo mención a las reformas que viene realizando el actual presidente Salvador Sánchez Cerén – una de las principales figuras del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional – como parte de la profundización planteada por su partido tras el gobierno de Mauricio Funes en materia económica, de trabajo, educación, salud, entre otros.

  1. De Guatemala se evidenció la lucha que viene librando el pueblo guatemalteco frente a la estrategia de las grandes empresas transnacionales que utilizan la institucionalidad del Estado y en la complicidad del gobierno de Otto Pérez Molina – ex militar implicado en violaciones de derechos humanos – para criminalizar las luchas sociales en defensa del territorio y sus dirigentes y líderes. Por otro lado se narró la situación de violencia y pobreza en la que viven miles de guatemaltec@s por lo que muchos terminan yéndose del país en situaciones precarias que los expone frente al tráfico de personas y los peligros de cruzar la frontera estadounidense de manera ilegal.

  1. República Dominicana atraviesa uno de sus peores momentos en el aspecto económico, en seguridad ciudadana, en el acceso a servicios públicos, como: agua potable, salud, vivienda, entre otros.  Además, la entrega del patrimonio natural a multinacionales, la corrupción y la concentración absoluta del poder por el Partido de Liberación Dominicana (PLD), tienen como resultado un pueblo sometido a la dictadura de la pobreza

  1. Sobre Haití se mencionó la lucha de su pueblo por que se declare por terminada la “misión de paz” de las Naciones Unidas, más conocida como MINUSTAH, que mantiene 5000 cascos azules (como se denomina al cuerpo militar de la ONU) y 2600 policías sumados a los casi 11 mil militares haitianos por ser considerada una ocupación militar que atenta contra la soberanía del país y la autodeterminación de su pueblo política y económicamente.

  1. En México la resistencia y lucha se manifiesta en la exigencia para esclarecer los asesinatos y desapariciones forzadas durante  la “dictablanda” de 70 años del Partido Revolucionario Institucional (PRI) –   así como  con la actual guerra contra las organizaciones criminales ligadas al narcotráfico. Es así que se expuso la necesidad de poner fin a la estrategia de guerra y asumir un enfoque de seguridad ciudadana, combatir la raíz económica y ganancias del crimen organizado, atender a  la juventud para recuperar el tejido social, y luchar contra la corrupción e impunidad como parte de hacerle frente a los grandes problemas que aquejan al país.

  1. Desde Estados Unidos se expuso el trabajo de las organizaciones sociales, activistas de varias nacionalidades y la comunidad latina en general  para luchar contra la política migratoria de ese país, que atenta contra los derechos básicos de las personas aprovechándose de la situación de precariedad en la que viven millones de indocumentados y considerar como amenaza para la seguridad nacional a los mal-denominados “ilegales”. Asimismo se expuso el trabajo que realiza SOAW en EEUU por el cierre de la Ex Escuela de Las Américas, ahora denominado Instituto para la Cooperación en Seguridad del Hemisferio Occidental (Western Hemisphere Institute for Security Cooperation -WHINSEC), con sede en Fort Benning, Columbus, Georgia.

  1. De Canadá se mencionó la necesidad de cambiar la percepción de este país como guardianes de la paz mientras que su gobierno ejerce una política imperialista que avala la explotación de los recursos naturales, la destrucción de la naturaleza, la generación de conflictos sociales, violaciones de derechos humanos y enfermedades de los pueblos indígenas de Canadá y el resto de Latinoamérica.


Como parte final del encuentro se elaboró una declaración final en la que se llama a los jóvenes de toda América a organizarse y luchar por la construcción de la Patria Grande, libre y soberana en reconocimiento de nuestr@s mártires y de los miles de hombres y mujeres desconocidos que lucharon antes y lucharán después.


Venezuela, julio del 2014


En contexto