12/23/2014



Del 13 al 15 de diciembre, el Resguardo Indígena La Sortija, del Municipio de Ortega en la región de Tolima, Colombia,  fue sede del Primer Encuentro de Jóvenes por la Tierra, evento organizado por el Colectivo Agrario Abya Yala, aliado estratégico en Colombia del Movimiento Regional por la Tierra y el Territorio.



El  Resguardo La Sortija tiene amplios antecedentes de la lucha por la tierra, sus pobladores entablaron una batalla admirable en la recuperación de tierras y han cumplido más de 20 años de adjudicación de sus territorios por parte del INCORA, logrando así constituirse como un resguardo que goza de la autonomía territorial y política.
Al encuentro acudieron jóvenes rurales provenientes de diferentes departamentos de las regiones centro y sur del país en representación de organizaciones campesinas e indígenas.
Las organizaciones que participaron fueron: la Asociación de Productores de Abonos Orgánicos (PAOCOS), de San Agustín Huila;  la Granja Escuela Agroecológica Mutualitos y Mutualitas de Bogotá; el Resguardo Pijao Palma Alta y Guayaquil; del Grupo Pijao; el Tejido Juvenil TEJUNTAS Huila;  y la Finca San Luis de Guasca, Cundinamarca. Los representantes de estas organizaciones , en gran parte, protagonizan experiencias o casos inspiradores d acceso a la tierra de la Plataforma del Movimiento Regional por la Tierra.


Tejiendo saberes desde la Unidad
El intercambio de experiencias fue el propósito principal del encuentro, donde cada participante compartió su experiencia organizativa; ¿por qué?, ¿para qué?, y ¿cómo se han organizado? los distintos procesos y organizaciones de jóvenes que han hecho parte del Movimiento por la Tierra. Conversando y reflexionando conjuntamente sobre diversos temas, entre ellos la lucha por la tierra, la identidad de las  comunidades, el conocimiento de las tradiciones, costumbres del pasado,las relaciones de género en las organizaciones.
Entre las dinámicas de las jornadas estuvo la proyección de documentales para abordar situaciones particulares de las amenazas al territorio como lo es la megaminería, proyectos de explotación de hidrocarburos, que se constituyen en problemáticas comunes a todas las regiones del país, y de la lucha tenaz que adelantan en cada región las organizaciones. Entre algunos de los conflictos latentes se visibilizaron la construcción de la represa del Quimbo en el Huila; el distrito de riego a gran escala triangulo del Tolima; la represa del Río Amoya en el sur del Tolima. El encuentro también sirvió para recordar el legado de figuras históricas como la de Manuel Quintín Lame como un ejemplo de lucha y resistencia por hacer valer los derechos de los pueblos indígenas y de la Madre Tierra.
El evento estuvo matizado por la presentación de danzas tradicionales de la región y se compartió bebidas tradicionales y originales de estos territorios.  Casi en la culminación del evento se analizó y reflexionó sobre las debilidades, fortalezas y oportunidades que cada organización juvenil tiene. Entre ellas salieron compromisos particulares y de cada organización para resolver las dificultades y aportar a fortalecer sus procesos vinculados a la lucha por el acceso a la tierra y el territorio.


Red de Jóvenes por la Tierra
Entre los acuerdos y resultados a destacar del evento fue la conformación de la Red de Jóvenes por la Tierra, que volverá a reunirse en el mes de abril en el Municipio de Guasca en la Finca San Luis, con el objetivo central de darle seguimiento a los acuerdos y compromisos y para realizar un  intercambio de experiencias entre las iniciativas con enfoque agroecológico.
Por la tierra, Jóvenes construyendo territorio!

En contexto