6/15/2015

Por Achiote, Colectivo Agrario Abya Yala

Sabrás entender que sumergido en la mezcla deliciosa de la razón y el amor una parte de mi se niega a dejarte saber estos versos, mientras la otra deja fluir la pluma  con tu mirada como inspiradora.

Soy prudente e invoco no generarte malestar, Sin embargo, como forma de liberar mi alma y fiel al amor  y seguro de sus designios, me dejo llevar en Sus brazos y me dejo cantar, y me expongo desnudo a tus antojos, mientras sonriente me permito seguir escribiendo.


Algunas veces lo discutimos, tus argumentos
Son sabios, conocedores; es verdad el
Tiempo no existe. Hace apenas un par
De momentos el éxtasis de tu amor y el mío
Se conectaron, se conocieron apasionadamente;
Nuestros seres se hicieron uno, fluyeron juntos
Transmutaron el tiempo y el espacio.

Se que eres sincera y con claridad dejas brotar
como lanzas sepulcrales, el azar de tus nuevos días;
Pero no puedo engañarme , soy un amante de labrar las utopías,
Tengo que dejar salir mi esencia, un poco melancólica, un tanto
Atrevida, quizá indiscreta y me dejo sorprender y aprender
Más de tu historia, entrelazada en la mía.

Hijo de guerreros me sumergí en la selva
Como resultado natural de mis creencias. Entretanto
Lunas atrás te invoqué sin conocerte,
Te busque sin encontrarte,
Te enamoré sin imaginar siquiera
Rozar tus labios perfectamente delineados
Y dispuestos al amor.
Atrás, Confusamente engañé mis sentidos
Con la idea falsa del porvenir y de mi boca
Brotaron palabras y argumentos falsos
Sobre como llevar nuestro amor. Eso nos
Asustó, en contra de mi voluntad más íntima,
Que busca acompañarte y procurarte libertad
Plenitud, libertad y autonomía.
Te hice sentir prisionera del contexto, y ante los rigores
De la ausencia, pensar en seguir construyendo
 se fue tornando insoportable.


Mis letras afloran en medio de un manantial
De sentidos encontrados; me castigo con la
Indiferencia natural de estos momentos,
Celo tu amor propio, tu egoísmo, aquel que me
Negó verte de nuevo a los ojos; entiendo y
Aprendo esta lección, más sin embargo desde el fondo de mi
Ser, por muy extraño, ilusorio o pasional que me parezca
Quiero seguir buscándote.


Las diosas me premian y los labios de sus hijas
Vienen a enseñarme, sonreírme, deleitarme con su
Dulce sabor; alagado respondo a sus llamados,
Los disfruto, los sueño. Y apareces tú, tu esencia,
 el sentido de tu compañía


Que sigue conmigo, quizás así tu no lo quieras,
me provoca, me incita a desafiar distancias, a
volver a escribirte y abrir mi pecho a esta parte
del amor que exploro, que me enseña, que me divierte
al dejarme conocer más a mí mismo, que me sorprende.


Mi boca extraña deleitarse con el sabor
Exótico de tus labios, extraña tu alma entregada
Al amor y a los delirios de tu amante. Me he declarado
Con toda mi voluntad, tuyo y ese estigma alborota mis sentidos y vibra
Solamente al querer saber de vos.


Sabes que estoy en un momento de volver hacia mí,
Tu compañía, tu ser, lo poco de que se de tu historia
Clarifico esta nueva senda en mi existencia, la cual exploro
Con ojos de curioso, soy más prudente y discreto  mientras ratifico
Con seguridad, la plenitud del transitar hasta ahora recorrido
en virtud de procurarnos Justicia, amor, dignidad y plenitud
para nuestros pueblos y la defensa de nuestros territorios.

Tus ojos vivos, altivos, sinceros, enamoraron mi corazón
Aventurero, apasionado, justo, solidario;  tu cuerpo delineado
Punto a punto hacia el amor, me permitió recorrer sendas
Insospechadas y caminos espiritualmente diseñados para
Disfrutar de la plenitud e integralidad del universo; tu esencia
Sabia me sigue enseñando y

Es claro, no conocemos de nosotros mucho más
Que los momentos de Noches de Boda y Lunas de Miel;
Soy consiente de miles de de mis errores y mis ausencias;
Pero no conocerte, que receta más perfecta e inspiradora
Para mi voluntad hacia al amor. Al universo los detalles.
Profundamente agradecido con la vida por conocerte y por la posibilidad de dejar fluir estas líneas, me encuentro.
Una maravillosa oportunidad de seguir conociendome, de entenderme; 
Quiero verte de nuevo a los ojos
Y contrastar este fluir amoroso con tu presencia.

Soy paciente, invoco para mi vida, amor, protección y
Sabiduría. En este momento soy un hombre sereno, seguro,
Tranquilo, de ahí mi voluntad para escribirte.

Besos desde el SUR.

En contexto