7/19/2015

Desde Colombia como Colectivo Agrario Abya Yala nos solidarizamos con el Movimiento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra (MST) y repudiamos un nuevo episodio de violencia en el campoExigimos al Estado brasileño la reactivación de las políticas de reforma agraria, cuya paralización es fuente recurrente de conflictos por la tierra. Según el informe Conflictos en el campo Brasil 2014, en el último año fueron registrados 1.286 conflictos por la tierra y 36 asesinatos.  Ver informe:  http://www.cptnacional.org.br/index.php/publicacoes-2/destaque/2534-conflitos-no-campo-brasil-2014   ¡Luchar, construir reforma agraria popular! 

Traducción Yuca Brava, Colectivo Agrario Abya Yala

A lo largo de la tarde del martes (14), dos aviones atacaron el campamento instalado por cerca de 200 familias del Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST) en la Hacienda Casa Branca, en el municipio de Tumiritinga (MG). 




Según el informe de los Sin Tierra, durante una hora los aviones dieron planos bajos sobre el campamento y dejaron caer petardos sobre las familias acampadas. Uno de los aviones terminó cayendo en una zona cercana al campamento. No se saben los motivos reales de la caída. Una de las personas que estaba en el avión era el alcalde del municipio Central de Minas, Genil Mata da Cruz, que dijo que era el dueño de la propiedad. 

Los trabajadores rurales ocuparon la finca de 420 alqueires (tipo de medida agraria propia del Estado) el pasado 5 de julio. La zona, considerada improductiva, pertenecía a la empresa Fíbria, pero fue adquirido por Genil Mata da Cruz, alcalde del municipio Central de Minas. 
Sin embargo, el supuesto propietario dijo que no tenía ningún documento relacionado con la propiedad del inmueble, lo que hace que sea imposible de solicitar la reintegración de posesión. De acuerdo con relatos de los Sin Tierra, al no poder desalojar a las familias, Genil da Cruz dijo que resolvería la situación a su manera. 
Esta no es la primera vez que las familias acampadas sufren ataques. 
En la madrugada del pasado viernes (10), unos 12 hombres armados en dos vehículos irrumpieron en el campamento y soltaron fuegos artificiales en contra de las viviendas de las personas acampadas. Una persona fue afectada y sufrió quemaduras leves en el cuerpo. 
Dos tractores blindados acompañaron la acción. Durante la fuga, uno de los tractores se atascó y fue dejado atrás. 
En días anteriores, ya se habían realizado patrullajes nocturnos en la zona. Ante las amenazas, los Sin Tierra hicieron una denuncia policial en la comisaría local. 
Durante escapar uno de los tractores que acompañaron la acción se atascó y fue dejado atrás Leyenda 
¿Quién es Genil Mata da Cruz? 
Además de ser alcalde de la ciudad Central de Minas, Gentil Mata da Cruz posee una de las mayores redes de estaciones de combustible más grande de la región, la Rede Gentil. 
Su hoja de vida, sin embargo, está llena de acusaciones. En 2013, el alcalde fue acusado de tráfico de combustible. En 2006, Gentil también fue sospechoso de estar involucrado con el tráfico internacional de personas. En ese momento, la Policía Federal investigó la participación del empresario en la financiación de viajes a personas brasileñas para que entraran ilegalmente a los Estados Unidos. 
En 2001, el alcalde fue acusado penalmente por el Tribunal de Justicia de Minas Gerais (TJMG) por haber construido una estación de servicio sin licencia o autorización previa del organismo ambiental competente, y desobedecer el Departamento de Caminos y Tránsito de Minas Gerais (DER).1 
A continuación se muestra la nota de la Dirección Estadual del MST 
En la madrugada del 5 de julio de 2015, 300 familias de la región de Vale do Rio Doce ocuparon la Hacienda Casa Branca en el municipio de Tumiritinga – Minas Gerais, a 50 kilómetros del municipio Governador Valadares, al oriente del estado. 
La finca, con aproximadamente 1.500 hectáreas, pertenece a bria Celulose. Después de la ocupación asistió a la hacienda el Sr. Gentil Mata da Cruz, alcalde de Central de Minas y dueño del puesto de gasolina Red Posto Combustíveis Gentil, alegando que está en conversaciones para comprar la finca próxima a bria y reclamando la propiedad del área. En ese momento, la Policía Militar estuvo presente y aconsejó el Sr. Gentil reivindicar su derecho de posesión ante la justicia. 
El 9 de julio por la tarde, nos dijeron que el entonces presunto propietario estaba dispuesto a hacer, él mismo, el desalojo de las familias, ya que no podía acudir a los tribunales por no poseer ningún documento del área. Esa misma tarde, los camiones fueron a la Hacienda y sacaron dos familias de los empleados que vivían en la zona. En la madrugada del día 10, familias fueron capturadapor unos 12 hombres armados, dos vehículos y dos excavadoras. Los hombres armados efectuaron varios disparos de balas y cohetes sobre las familias acampadas. Los tractores fueron blindados, listos para la guerra. 
Las familias pudieron pedir ayuda a la policía y los hombres armadosque al ver a la policía huyeronEn esa fuga el tractor cayó en una zanja. 
El último día 11 de julio, los representantes del gobierno del Estado de Minas Gerais, a través de la mesa de conflictos agrarios, y el superintendente regional del INCRA-MG, preocupados por la situación de conflicto y tensión, estuvieron en la región y se reunieron con el presunto propietario, con la Policía Militar y la Coordinación de los Trabajadores Sin Tierra. Fue el comienzo de un diálogo importante, que podría culminar en una negociación. Sin embargo, el lunes (13) reanudaron los rumores de que el hacendado Mata da Cruz iría a desalojar el área. 
En la tarde del martes (14), alrededor de las 16h, el hacendado comenzó a cumplir la promesa. Dos aviones comenzaron a sobrevolar el campamento comenzaron a hacer disparos a los cientos de personas acamparon, incluidas las mujeres, los jóvenes, los niños y los ancianos. Las familias vivieron momentos de terror. En medio de los ataques un avión se estrelló y se incendió. La información es que dos personas murieron carbonizadas. 
No sabemos las circunstancias de este accidente ni quienes son las víctimas. Eso es de incumbencia de las autoridades. Lo que hemos hecho en el MST es ponernos a disposición a dialogar para que avance la reforma agraria, aun cuando esta  esté prácticamente paralizadaEsta disposición nunca nos faltará, inclusive con diferentes tipos de violencia que hemos sufrido, como la Masacre de Felisburgo y la masacre de Eldorado dos Carajás, entre otras. 
07/14/2015
Dirección estadual del MST-MG 

En contexto