7/14/2015

Tomado de Somos Una América – Abya Yala www.somosunamerica.org


By Achiote

Cada año durante las marchas de la diversidad sexual y del orgullo LGTBIQ -Sigla que recoge los conceptos y prácticas de las comunidades de Lesbianas, Geys, Transexuales, Bisexuales, Intersexuales y Q de question- en las grandes ciudades y pequeños pueblos, las banderas multicolor que identifican al movimiento, ondeantes y victoriosas dejan ver a plenitud el arcoíris y nos recuerdan las históricas luchas por el respeto a las diferencias.



Los conceptos universales sobre las familias y el deber ser, impuestas por las Iglesias, los Estados, las escuelas y las universidades cada año y en la cotidianidad de miles de millones de seres humanos en el mundo, son confrontados en un desfile de amor y pasión por la vida que a nivel político se ha traducido en reivindicaciones democráticas por la ampliación del derecho a decidir libremente sobre la personalidad, la identidad de géneros y la afirmación de distintos gustos sexuales.

En el mundo glocalizado y globalizado la disputa por ampliar La libertad de Elegir como titula su libro el paladín neoliberal Milton Friedman, negada mas que nunca en los países autodenominados desarrollados, sumados en la miseria de sólo poder vivir el capitalismo, la soledad, la depresión, las drogas y el sexo sin amor, se abre paso con las luchas del Movimiento Multicolor LGTBIQ que quiere ofrecerle a los Estados y naciones mas derechos y libertades con luchas por conquistar socialmente a favor del Matrimonio Igualitario, la adopción de niños y niñas en parejas del mismo sexo y la política publica con enfoqu diferencial. Diferencias para afirmar la vida en sus múltiples formas, BIODIVERSIDADES!!!

 www.somosunamerica.org

En contexto