10/11/2015

EDITORIAL
“…todos los días hay que luchar por que ese amor a la humanidad viviente se transforme en hechos concretos, en actos que sirvan de ejemplo, de movilización.” Ernesto el CHE Guevara

 Desde el arribo de las carabelas y los crucifijos, octubre en la historia reciente de nuestro continente, ha estado marcado por la fuerza de los movimientos libertarios. Como respuesta a tiranos y opresores aldeanos y extranjeros, desde la diversidad como pueblos y en defensa de los territorios, década a década hemos lanzado “Contra la Muerte Coros de Alegria” La presente edición de nuestro Boletín está dedicada al amor al desconocido que representa la vida y obra de Ernesto el Che Guevara y su capacidad de autodestitución para recordarnos que “Los libertadores no existen. Son los pueblos quienes se liberan a si mismos”  
Partiendo de un pequeño recorrido hacia el centro de nuestra Abya Yala se presenta desde un análisis a las condiciones de las Maras en Salvador, Guatemala y Honduras , un acercamiento factico del fracaso de los proyectos de “democratización” y “pacificación” de la vida cotidiana de millones de jóvenes y comunidades que ante la violencia institucionalizada y la militarización por parte de  Estados coloniales y genocidas responden como “un grito sonoro de las áreas marginadas para que el resto de la sociedad las escuche, un grito de ayuda, de existencia”. Descarga el Boletín en PDF

Desde Guatemala escuchamos la voz de la resistencia y simbología indígena haciendo memoria tras más de 500 años de invasión extranjera y de imposición de proyectos coloniales que han atentado a lo que somos como pueblos del Abya Yala: Nuestro origen, que proviene de la selva, el tata Jaguar, la nana Luna nos guiarán”.  Seguido como grito de libertad, desde Nicaragua para esta edición con fuerza campesina escuchamos las canciones el Despojo y Que pasó con la Tierra.
Hacia el Sur, desde Colombia donde en estas semanas hay júbilo por los avances de las negociaciones entre el Estado y las FARC-EP, se contrasta como en un posible postacuerdo de paz hay que revisar de fondo las condiciones que generaron la guerra. Presentamos en ese sentido dos artículos que muestran la debilidad institucional del Estado dejando ver como  la Fuerza Pública se ha encargado de deslegitimar su accionar ante la sociedad colombiana” y  como hablar de paz pasa por defender las economías campesinas y populares y la necesidad que  el “país pague su deuda histórica con el campesinado, le reconozca como sujeto de derechos, valore su tecnología, cultura y territorialidad, garantice su participación política y encuentre en él otras posibilidades de buen vivir”.
523 años después del arribo colonial, nuestra Abya Yala sigue siendo profundamente rural, por eso desde Bolivia se presenta una reflexión y una invitación analítica a entender a los pueblos indígenas y campesinos en nuestro continente en continuo movimientoHay que alertar, aunque parezca evidente, que la realidad siempre supera lo que se puede establecer con leyes y con la voluntad de los gobiernos.

Como invitación a la acción, resaltamos desde Estados Unidos el Encuentro/Vigilia a favor de la Creación de una Cultura de Paz en Resistencia al Imperialismo y la Militarización  a desarrollarse en  Fort Benning, Georgia, del 20 al 22 de Noviembre del presente año donde la bandera por el por el cierre de la Escuela de las Américas (SOA/ WHINSEC) sigue ondeándose!!!.

 

Finalmente, en relación con la movilización continental a favor de la vida, en el presente Boletín lanzamos la convocatoria alEncuentro Continental SOMOS UNA ABYA YALA, Jóvenes Tejiendo Vida y Unidad Popular en Nuestra América a desarrollarse en Santa Ana, Guatemala, del 29 de Febrero  al 6 de Marzo de 2016, donde esperamos consolidar miradas conjuntas a nuestra realidad común como pueblos hermanos desde una perspectiva generacional y a seguir construyendo integración y unidad continental desde la afirmación de la diversidad.


“Política es eso: el arte de ir levantando hasta la justicia la humanidad injusta; de conciliar la fiera egoísta con el ángel generoso; de favorecer y de armonizar para el bien general, y con miras a la virtud, los intereses”. José Martí

En contexto