7/08/2016



El informe que será presentado por la Federación Internacional de Derechos Humanos, FIDH, Paso Internacional y el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, Cajar, da cuenta de las violaciones al régimen laboral en el que se encuentran los trabajadores de la empresa y sus contratistas, así como de varias actuaciones ilegales de la multinacional en materia de seguridad, que impiden el derecho a la libre asociación, en particular a la Unión Sindical Obrera, USO, y fomentan el uso del aparato judicial para criminalizar a líderes sindicales, sociales y ambientales de la región.

El 1 de julio del 2016, el campo Rubiales pasó de manos de Pacific a la empresa mayoritariamente estatal Ecopetrol, quien retomó las actividades de exploración y producción. Por su parte Pacific, dada la caída del precio del petróleo entre otros factores, se encuentra en un proceso de insolvencia en Canadá para evitar la quiebra. Cabe destacar que Pacific EP seguirá operando en el campo Quifa.

La entrega de operaciones de campo Rubiales a Ecopetrol por parte de la empresa canadiense es un logro significativo de la movilización social. Pero las omisiones del Estado en materia de vigilancia y control de la operación de la multinacional han suscitado profundas preocupaciones con respecto a quien deberá asumir la responsabilidad y reparación de los pasivos sociales y ambientales ocasionados durante estos años. Es importante recordar que más de la mitad del petróleo producido en el país proviene del departamento del Meta, y más de la mitad de esta producción proviene del municipio de Puerto Gaitán.

El informe también contiene una serie de conclusiones y recomendaciones a las diferentes entidades del Gobierno y empresas privadas para que garanticen y respeten los derechos humanos de las comunidades sobre cuyos territorios se adelantan proyectos extractivos.

Tomado de CAJAR http://www.colectivodeabogados.org/?Se-lanzara-informe-costo-humano-del-petroleo

En contexto