8/28/2016

El día viernes 26, en instalaciones del Café de las Zonas de Reserva Campesina en Bogotá, se dio lugar a un encuentro de socialización y del inicio de una campaña por profundizar y ampliar las acciones del Movimiento Regional por la Tierra y Territorio en Colombia. El Colectivo Agrario Abya Yala, los anfitriones del encuentro, hicieron una muestra de algunos videos que registran los antecedentes de su trabajo en 2014 y 2015, cuando realizaron dos encuentros denominados como Jóvenes por la tierra, afianzando las reflexiones en torno a la importancia del acceso a la tierra y la viabilidad del relevo generacional en el campo.


La campaña que están promoviendo, tiene que ver con 3 ejes temáticos de reflexión: 1) Economías Propias y Soberanía Alimentaria, 2) Construcción de Democracia y Paz Territorial y 3) Conservación del Patrimonio Ecológico y Cultural. Estos ejes habrían servido para analizar la potencialidad de los 18 estudios de caso que han sistematizado en el marco de la iniciativa del Movimiento Regional por la Tierra y Territorio y su búsqueda por mil casos en toda Sudamérica.

La campaña se propone dotar de información tanto a organizaciones sociales, en su relación campo-ciudad y su accionar político-organizativo; como también, a la opinión pública en general, sobre la situación, logros y propuestas de los campesinos e indígenas. Además, la campaña busca ampliar la red de Aliad@s por la tierra y territorio en Colombia, acrecentar la cantidad de estudios de caso sistematizados y establecer lazos que permitan la confluencia de toda la información y conocimiento generados.

Durante el encuentro, se contó con las voces testimoniales de 4 casos, Andrea hija menor de Clementina y Luís, protagonistas del caso de la Finca San Luís; Vanesa del Cabildo indígena Pijao; Elcy de laAsociación de abonos orgánicos PAOCOS; y además, la señora Rosa de la Granja Mutualitas y Mutualitoscolaboró con los anfitriones con la atención degustación de comida campesina.

El encuentro convocó a diferentes instituciones, públicas y privadas, organizaciones, dirigentes campesinos y comunicadores indígenas. Estuvo acompañado por el equipo dinamizador del Instituto Para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS) e incluso fue visitado por ICCO Cooperación, que conforma y promueve la iniciativa desde su inicio.


En contexto