9/16/2016


Por Frailejón Miembro Honorario del Colectivo Agrario Abya Yala

Madrigal Policarpa Nariño memoria presente y futuro

Esta hermosa región donde se levanta majestuosa la cordillera occidental con unas tierras benditas para el cultivo de lo que se quiera, tiene una historia que empieza desde la gran biodiversidad que alli existió y que aun quedan en la espesura de sus montes borugos, venados, armadillos, tigrillos, colibries con miles de colores compartieron en epocas ancestrales con valerosos y aguerridos indígenas Sindaguas pertenecientes a la gran familia caribe, ellos lucharon por su territorio en contra de los españoles que llegaron con su ambición y poderío bélico a robar el oro indígena. Tiempo después empezaron a abrirse camino por entre la vegetación espesa de sus montañas, familias en busca de un sitio para vivir, cultivar, alimentar el cuerpo y la mente, con mingas trabajos comunitarios se fue levantando este corregimiento, junto con la insurgencia de las FARC EP quienes inculcaron el orden en la región, que por la negligencia de los gobiernos y el estado hasta el momento solo hacia presencia en epocas electorales con el fin de hacerse a los votos de los pobladores. 



Este magno territorio ha sido sembrado de cultivos ilícitos pues como el renombrado abandono estatal los tiene sin vias de acceso, la solidaridad de sus gentes se abrió camino a pica y pala sin la ayuda del gobierno que los mantiene en olvido. La violencia arremete con atrocidades gracias al plan Colombia y las políticas de seguridad democrática que permitió o fue cómplice de la unión de la fuerza publica con los paramilitares, allí en este hermoso territorio de nuestra Colombia profunda nuestros hermanos y hermanas, campesinos, campesinas, viejos, jóvenes, niños, fueron obligados a ver y padecer los mas aterradores crímenes en contra de la vida humana, a esto sumarle el veneno que desde los cielos le caía al territorio, que desde los aviones y escoltados por helicópteros fuertemente armados les mandaba el gobierno ordenes recibidas desde la tranquilidad y opulencia de sus oficinas, esta fue la presencia que hizo el estado en su territorio en sus montañas nunca llego a poner un puesto de salud, una escuela ni un metro de vias. Solo llego a acabar con uno de los eslabones mas debiles de la cadena del narcotrafico, el cultivador este problema gestado por el capitalismo pues los E.E.U.U. y Europa son los grandes consumidores.



Ahora que la insurgencia de las FARC EP y los acuerdos de paz en la Habana van y se ven por buen camino, mi gente de Madrigal esta con todas sus esperanzas puestas en una paz estable y duradera donde el campo con una reforma rural integral en la que el campesinado y la seguridad alimentaria sea protagonista, donde las carreteras sean transitables y poder volver a sembrar y cosechar alimentos para su comunidad el país y el mundo.



Este mas que ser un mural, una historia, es una realidad que se vive no solo en madrigal si no en muchas partes de la Colombia profunda, espero de todo corazón y pensamiento que sirva para que nos solidaricemos con la paz para nuestros campos lo físico y lo cultural, al mismo tiempo que defendamos estos acuerdos que se empiezan a ver afectados por la mala propaganda que hacen los pocos que mas tienen, los poderosos que engañan disfrazados en los medios de comunicación y los que con su corrupción no ayudan sino a seguir con la acumulación de riquezas y tierras, muestra de esto esa ley zidres que pone en peligro este punto de los acuerdos en la habana por eso invitamos a votar por el SI para que se devuelva al campo y al campesinado su importancia para la construcción de una paz estable y duradera .

En contexto