10/09/2016


Por Colectivo Agrario Agrario Abya Yala

En atención al anuncio del Presidente Juan Manuel Santos de prorrogar el cese al fuego bilateral y definitivo sólo hasta el próximo 31 de octubre, producto de los resultados de la votación del plebiscito del pasado 2 de octubre que arrojaron una negativa por estrecho margen a la refrendación popular del Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, nos permitimos manifestar que:

1.- El plebiscito, aunque no fuera la mejor estrategia de refrendación, logró involucrar a la población colombiana en los debates por la paz, aunque cuestionamos el tímido compromiso de los partidos de la llamada "Unidad Nacional" en la campaña por el Sí, que demuestra cómo su accionar está sujeto al ofrecimiento de dineros, puestos, contratos y otras prebendas. La desidia propia de los dirigentes de partidos políticos y caciques electorales mostrada frente a esta oportunidad histórica, contrasta con el inquebrantable compromiso ético y político de las víctimas y las organizaciones sociales, cuya dignidad en la resistencia y esperanza de construir un mejor país se manifestó en las urnas de modo contundente en algunas de las zonas más golpeadas por la guerra a favor del : en Bojayá (Chocó) ganó con el 95,78%; en Toribio (Cauca) ganó con el 84,80%; en Buenaventura (Valle del Cauca) ganó con el 70,66%, en Tumaco (Nariño) ganó con el 71,19%, en San Vicente del Caguán (Caquetá) ganó con el 62,93% y en La Macarena (Meta) ganó con el 73,66%. 
2. En unas votaciones donde la diferencia entre quienes votaron Sí o No es de menos de un punto porcentual y la abstención rondó el 62,59% del censo electoral (de las casi 35 millones de personas habilitadas para votar, solamente lo hicieron un poco más de 13 millones), no debe hablarse de victorias o derrotas sino mantenerse abierto el diálogo entre los diversos sectores involucrados.
3.- Resulta inaceptable que el Centro Democrático pretenda asumir la vocería de toda la ciudadanía inconforme o indiferente con el Acuerdo Final y formule propuestas irresponsables como excluir los temas de agricultura o narcotráfico de la agenda [1] que evidencian su falsa voluntad de querer buscar una solución política concertada al conflicto armado y, en su lugar, dan cuenta de la intención de sabotaje al proceso de paz. Cualquier insinuación de volver a la guerra es responsabilidad de la dilación del Centro Democrático en cabeza de su principal vocero, Álvaro Uribe Vélez.
4.- Reclamamos que el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo le pertenece a la sociedad civil colombiana, por tanto, exigimos su sostenimiento y rechazamos enfáticamente la velada propuesta de un pacto entre élites con la finalidad de modificar el Acuerdo Final. Esta coyuntura nos debe llevar a reconocer que el ejercicio democrático no se agota en las elecciones y servir para profundizar la democracia, no para amordazarla.
5. Por último, hacemos un llamado a salir a las calles en defensa de la paz, de la integridad y la implementación de lo pactado por medio del Congreso de la República, toda vez que el mandato popular expresado en las urnas solamente resulta vinculante para el señor Presidente, según lo determinó la Corte Constitucional en sentencia C-379 de 2016.
Bakatá, 5 de octubre de 2016. 
#QueSeMantengaElCeseBilateral
#LaPAZesDeTod@s
#AcuerdoYa

 [1] La referida propuesta pudo ser consultada en la página oficial de ese partido político durante unas horas, pero con posterioridad fue bajada de la web sin conocerse los motivos para ello. No obstante, aquí se puede consultar.

En contexto