1/29/2018

Escena 1

Año cualquiera del nuevo milenio. Bakatá se complace con un día de sol y nubes blancas. Manuel y yo cruzamos juntos la emblemática plaza Che de la Nacional. Lleva puestos unos auriculares mientras va manoteneando rap y cantando en silencio sus líricas, como haciendo fonomímica. Eso me molesta, porque siento que no me escucha, él replica que lo hace. Se quita uno de sus parlantitos y me anuncia que pronto sacará su próximo CD con Dani, su socio, y con la participación del resto de callejeros que integran la banda y que la montan de malos, como Manu. Está feliz, porque será un producto mejor elaborado. Entramos al León de Greiff porque hay triestamentaria. Apenas entrar se escucha retumbar el grito en coro de las arengas. Manuel pausa sus pistas y en su Mp3 pone a grabar lo que escuchamos. Así, de manera artesanal, nació el intro de su popular tema "Soy estudiante". Y sí, fuimos estudiantes, él uno de los más destacados, becado en varias oportunidades, participe activo de todas las clases, incluso de las sosas. Desde entonces no se nos ha quitado la empecinada maña de soñar otros mundos.

Escena 2

Años más tarde. Noche festiva en Medellín por el campeonato local del verde de la montaña. Manuel y yo cruzamos el centro de la ciudad fingiendo acento paisa por autoprotección y tirando risas por cualquier estupidez. Nos metemos a un hotel barato del centro. No ahorramos dinero para nosotros porque no viaticamos, ahorramos para que la organización de derechos humanos para la que trabajábamos siga defendiendo la dignidad de los pueblos. Tengo por misión aprender mientras lo ayudo a terminar unos alegatos finales en el juicio contra los palmeros del Bajo Atrato Urabeño, los paramilitares que la montan de empresarios. Esos sí gente mala. Manuel tiene sobre su humanidad la responsabilidad de cerrar con decoro una investigación que ha costado esfuerzos de muchas manos y que ha expuesto a los valientes y las valientes que han servido por testigos. Amanece con Manuel y yo frente al espejo, aprobando que nuestras pintas sean acordes a la insulsa y extraña formalidad de los estrados judiciales, donde la justicia se haya pérdida entre tantas corbatas y "doctores". Le doy ánimo, nos damos ánimo, pensamos en la injusticia de las atrocidades cometidas, en lo hijueputas que han sido, para vencer el miedo de pararse ante criminales a decirles que lo son. A esos que con una orden hacen apretar gatillos, despojar tierras, desplazar millones.

Escena 3 

Fines del año pasado. Manuel me escribe que tiene algo importante que quiere contarme, le han hecho una propuesta. Los tiempos modernos me impiden verlo y me entero por otros medios que le han ofrecido ser candidato a la Cámara por el nuevo partido Fuerza Alternativa FARC. Manuel renuncia a la comodidad de un trabajo asalariado, a su prestigio como próspero abogado y apetecido cantante, para hacer realidad la escencia más íntima del acuerdo de paz: la ampliación de la democracia. Que no sea delito para propios ni extraños ser marquetaliano, socialista o comunista; y hacer política en calidad de tal sin tener miedo, aunque lo tenga él y lo tengamos sus hermanos. Manuel pone el pecho y rodea a quienes dejaron las armas y se enfrentan a dos maquinarias, la de los votos y la de la muerte. Es la guerra pariendo la paz.

Acto Final

Manuel y yo solidificamos nuestras convicciones éticas y profesionales ante el oprobio de un mal gobierno presidido por un personaje siniestro que se hizo al poder a sangre, mentiras y fuego. En días pasados, con la cobardía que esconde su actitud de patrón, este personaje descarga todo su peso político y mediático en contra de un joven soñador a quien acusa de terrorista para vanalizar las escandalosas acusaciones contra su hermano.

Manuel le había rapeado una respuesta ya hace varios años: "Terrorista! Terrorista! Quién es el terrorista?"

Manuel, A pesar de Usted como diría Chico Buarque, duerme tranquilo porque su corazón es puro, porque él no ha mandado matar a nadie y porque sabe que tiene hermanos que estaremos con él en cualquier circunstancia. Lo que es con Manuel es con muchos.

Le pregunto si usted duerme tranquilo o si tal vez se acuesta pensando cuál de sus aliados lo traicionará o si tendrá el tiempo suficiente para silenciarlos.

"A pesar de usted
mañana ha de ser
otro día
cómo voy a reír
que el día ha de venir
antes de lo que usted piensa"

"Si hay amor habrá valor para enfrentar al opresor, usurpador, DIFAMADOR, engañador"

Con Manu decimos:

¡Nuestra venganza es la alegría!
¡Viviremos y venceremos!


* Por David Uribe Frisol Colectivo Agrario Abya Yala


Next
This is the most recent post.
Entrada antigua

En contexto