8/24/2018

... Mujeres Perseverantes…
Por: Tabaca



Yo soy la mujer perseverante autónoma,  porque tomó las riendas del  camino propio, guardiana de mis pasos, que busco libertad para decidir y decisiones para mi propia  libertad; me pregunto de dónde vengo, para donde voy, para saber en dónde estoy y comprender lo que me  falta por seguir recorriendo, vivo  con tranquilidad de ser quien soy. Soy la Mujer Perseverante de  Voluntad firme y libre.
Yo soy la Mujer Perseverante reflexiva, porque aprendo paso a paso a actuar con mayor  honestidad conmigo misma y con los demás, miro desde el silencio y la quietud interna a los demás , y esto me permite verme y  verlos en su  justa medida,

Yo soy la Mujer Perseverante que Se cuida a sí misma,   porque comprende que amar desde el amor propio es la mejor manera de aprender a hacerlo con los demás. Me abrazo, comprendiendo que cuidarme implica un momento para , para conocerme, para consentirme, para revisarme, sanarme, apechicharme. Pero a la vez esto implica cuidar todo lo me rodea, porque sin ello, yo no podría estar en armonía. 


¿Qué respiro, con qué alimento mi cuerpo y mis sentidos, qué pienso, qué digo, cómo me relaciono con mi familia, amistades, comunidad, pareja, naturaleza?

Y si me he olvidado de mí y no me he cuidado,  Soy paciente con mis debilidades, no me culpabilizo ni me condeno,  por lo contrario soy constante y persistente en crear  las innumerables posibilidades de amar desde la  totalidad.

Yo soy la Mujer Perseverante que busco firmeza en mis raíces, mi saber, mi sentir y mi intuición, no porque sea obstinada o testaruda, sino porque conozco lo que es transparente ante mis propios ojos y comparto con humildad y confianza mi autodeterminación. No dudaré de mis decisiones, mis capacidades, habilidades y  potencialidades vivas,  tanto en  como en Todas.

Yo soy la Mujer Perseverante que Entrega porque me doy sin reserva a la experiencia que me toca vivir, doy lo mejor de mí  y a la vez extraigo lo mejor de lo que haya ocurrido, me entrego amorosa desde el corazón, dispuesta a servir, dando sin reserva y por completo a favor de aquello que considero digno, justo, humilde y valioso.

Yo soy la Mujer Perseverante que acepta quien es, su lugar, sus formas, su historia, su momento, su cuerpo, su totalidad. Acepta pero no se aferra ni se apega  porque comprende que hay movimiento, cambio y fluidez, así como  diversas maneras de ser mujer. Es consciente de  su propio ritmo y  comprende que su  paso es único y diferente al de los Demás, por eso No  juzga ni condena el camino de vida de los demás ni el suyo.

Yo soy la Mujer Perseverante de sabiduría porque indago en las profundidades de mi corazón, cultiva mi intuición y aprendo a estar en permanente comunión con mi cuerpo, mi  entorno, mi territorio, mi familia, mi comunidad  y la Naturaleza. Recibo con paciencia y humildad la sabiduría, que solo llega con el paso vivido, personal y compartido. Confío en lo que he aprendido, confío en lo que pueda aprender, confío en soltar lo que no me sirve,  confío en recordar para poder recrear,  confío en lo que me enseña el mundo, confío en lo que me enseñan las mujeres de la vida, porque sobre todo la sabiduría no pertenece a nadie, sino que por lo contrario, nace de todo lo que escuchamos y comprendemos de los demás.

Yo soy la Mujer Perseverante  que busca no depender ni del patrón, ni del corrupto, ni del corporativista, ni del banquero, ni de los ejércitos  ni del marido. Soy la mujer que aprende a valorar todo las actividades, aprendizajes y habilidades que hago en mi día a día.  Soy la mujer que está dispuesta a aprender cada vez más formas de ser autónoma e independiente.

Yo soy la Mujer Perseverante que se cura a sí misma, soy medicina pura y por eso indago y aprendo a aceptar mis debilidades, mis enfermedades, mi ignorancia sobre mi cuerpo, ser sincera y abierta con lo que siento; darme la oportunidad de mi  propio florecimiento.  Busco la medicina que está viva en , que está viva en el aire, que está viva en los alimentos, en las artes, en la palabra, que está viva en La Naturaleza, en La Tierra, el Agua.  Curando uno, se puede curar la familia, sanar las heridas de toda una comunidad, y vivir armónicamente en la tierra.

Yo soy la Mujer Perseverante que goza de Paciencia, porque permito que la vida geste, cultive, germine o coseche  en el momento que se deba dar. Quito el  tiempo como una condición que le he puesto a la vida. Lo que ha de ser en el momento perfecto y oportuno se hará.  Solo basta guiarse satisfactoriamente por lo que sincera y honestamente somos-Más allá del tiempo, más allá del espacio.

Yo soy la mujer Perseverante  que canta, danza, declama  y recrea infinitas sensaciones y saberes,  mientras transita amorosa por este laberinto temporal que es la vida. Así se cura, así se revitaliza su alrededor, a su familia, amistades, comunidades y  territorio.

Yo soy la Mujer Perseverante que cree en todas las mujeres, que se construye cadera a cadera, corazón a corazón,  hombro a hombro  con las demás. Yo soy la mujer que cuida y  armoniza las relaciones con mi madre, abuelas, tías, primas, hermanas, hijas, amigas y con todas aquellas mujeres que hacen parte de nuestra vida en la Tierra,  directa o indirectamente. Yo soy la mujer que cree que despertamos juntas y solo juntas  podemos para reordenar la humanidad. Yo soy una mujer que se auto protege, dando fuerza y vida a toda las uniones, relaciones y lazos entre mujeres.

Yo soy la Mujer Perseverante fortalecida, porque llevo viva en mí a todas las mujeres perseverantes desde el origen de la existencia.

Sairi (Flor de Tabaco)

Contáctanos.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *