viernes, noviembre 09, 2018


Compartimos la convocatoria del Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS) sobre el tema Historias de vida que sobreviven la violencia y la persecución en el campo. Podrán participar jóvenxs investigadorxs productores de textos e imágenes. Los detalles, tiempos, condiciones y sentido de esta convocatoria aparecen publicados acá para su difusión. Se trata, ni más ni menos que de abrir espacios en un contexto de represión y silenciamiento sistemático de voces y luchas, a caminos alternos al del pensamiento único que se nos impone. Apoyamos de corazón esta iniciativa, a la vez que llamamos a que abramos todos los espacios a nuestro alcance para que el olvido que facilita la dominación y el sometimiento no sean ni percibidos ni impuestos como irrevocables. No creemos que el desarrollo sea un instrumento de los pueblos sino de nuestra negación. Sin embargo, el sentido de esta iniciativa en realidad y desde nuestra perspectiva, no es el desarrollo sino la creatividad, la denuncia y la apertura a mundos y caminos otros desde el campo y la juventud en Sudamérica. Así Sí. Prácticas y Saberes (Pueblos en Camino).

BASES DEL CONCURSO

La propuesta sobre Historias de vida que sobreviven la violencia y persecución en el campo en registro escrito e imagen, intenta promover la revalorización de las trayectorias personales y colectivas en el ámbito rural y ante la escalada de manifestaciones de represión y castigo a la propuesta, protesta y demanda de mejores condiciones de vida. Se busca profundizar en la comprensión teórica y empírica sobre los mecanismos que utiliza el poder dominante para señalar, perseguir, violentar, judicializar, agredir a personas, colectivos y comunidades rurales, y cómo estos embates impactan en la vida, acciones y tejidos sociales rurales.

Dado que el objetivo central de la propuesta tiene que ver con destacar la vida por sobre la muerte, comprenderemos que las historias de vida que sobreviven corresponden a personas, comunidades, colectivos o grupos poblacionales que han sobrellevado, resisten o, si han desaparecido, han quedado en la memoria social de su entorno próximo. Las cifras nos alertan y monitoreamos la sumatoria de asesinados generando un doble efecto, la indignación y a la vez, la normalización. Por sobre los datos, quisiéramos rescatar perfiles que han luchado cotidianamente, localmente y no dejar en el anonimato, en la cifra muerta, a las personas, comunidades y organizaciones que resisten, sobreviven o no, y han dado parte de su vida, o su vida entera a la causa de la lucha por la tierra, a la defensa de los territorios y a la disputa por el modelo de desarrollo y la vida.

En esta versión del concurso recurrimos a nociones como el tejido social y la reparación. La violencia impacta en la vida de las personas y colectividades, creemos que es importante ejercer, de forma independiente y creativa, la posibilidad de reconstruir, reparar y reunir los pedazos de la realidad que marcan las acciones de persecución y agresión estatal, privada u otros. Por ello, la opción nos muestra a la historia de vida y a la ilustración como métodos, y a la vez, medios por los cuales se puede empoderar el ejercicio y voluntad por reconstruir la vida, la restitución de lo social y lo comunitario.

Las y los interesados, jóvenes investigadores e ilustradores, pueden acceder a la CONVOCATORIA AQUÍ y comunicarse al correo: concurso@sudamericarural.org

ALIADOS

En su séptima versión, la Convocatoria 2018 cuenta con el apoyo de trece aliados en toda Sudamérica que respaldan el concurso: GER-GEMSAL, Laboratorio de Estudios y Movimientos Sociales y Territoriales (LEMTO), Instituto de Estudios Ecuatorianos (IEE), el Observatorio del Cambio Rural (OCARU), Centro de Estudios y promoción de la Democracia, los Derechos Humanos y la Sosteniibilidad Socioambiental (HEÑOI), GRUFIDES, Colectivo Abya Yala, Agencia de Noticias Ecologistas TEGANTAI, Pueblos en Camino, Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI), Iconoclasistas, además de las áreas que conforman el IPDRS: Interaprendizaje y Movimiento Regional por la Tierra y el Territorio. 

En los últimos años el IPDRS fortaleció sus relaciones con varios de los aliados mencionados anteriormente. El Informe 2017 Acceso a la Tierra y Territorio en Sudamérica por ejemplo, contó con la participación de autores provenientes de GER-GEMSAL en Argentina, LEMTO en Brasil e IEE y OCARU en Ecuador. GER-GEMSAL, articula al Grupo de Estudios Rurales (GER) del Instituto de Investigaciones Gino Germani de la Universidad de Buenos Aires y el Grupo de Estudio de los Movimientos Sociales de América Latina (GEMSAL), integrando la investigación con el compromiso con movimientos sociales en resistencia. LEMTO por otro lado, es un grupo de investigación vinculado al Programa de Postgrado en Geografía de la Universidad Federal Fluminense de Brasil. El IEE, es una de las más antiguas organizaciones no gubernamentales del Ecuador, enfocada en el apoyo y fortalecimiento de los movimientos sociales, actores principales del proceso de democratización de la sociedad ecuatoriana. Y finalmente OCARU, que forma parte del IEE, lleva más de treinta años apoyando organizaciones sociales conformando espacios de debate y diálogo político.

Por otra parte, los aliados de esta Convocatoria 2018, acompañaron procesos emprendidos por el IPDRS, como la sistematización de casos de acceso a la tierra y el territorio por parte el Movimiento, tanto en la convocatoria como en la realización y difusión de estudios de caso. Entre estos, HEÑOI realiza actividades de investigación, formación, sensibilización y apoyo a la acción de movimientos sociales y políticos en Paraguay. El Colectivo Agrario Abya Yala, es una organización interdisciplinar que realiza investigación-acción frente a los conflictos territoriales en Colombia, habiendo participado de la elaboración de varios casos de acceso a la tierra y territorio. En Perú, GRUFIDES es una organización no gubernamental que trabaja en la defensa de los derechos humanos y el medio ambiente, realizando acciones de incidencia y fortalecimiento de capacidades frente a la problemática ambiental. En Venezuela, el grupo GTAI trabaja en la defensa de los derechos de las comunidades originarias. Pueblos en Camino, conformado por integrantes no solamente de Sudamérica sino también de México, Canadá, Grecia, Bélgica y Francia, es una propuesta que pretende “tejer resistencias y autonomías entre pueblos y procesos”, ofreciendo como espacio potencial plataformas de comunicación. Finalmente, Iconoclasistas, dúo transdiciplinario dedicado al arte gráfico, los mapeos creativos y la investigación colectiva, apoya la Convocatoria anual por primera vez, dando paso a la articulación entre lo social y lo creativo.



FUENTE: Pueblos en Camino http://pueblosencamino.org/?p=6543&fbclid=IwAR02rmSYd3wCxvwoez52wnrrr1UTdRc4Wa1gezH1cfNmEdgN_94FfaeGIZE

ILUSTRACIÓN DEL AFICHE: Iris Ilustration, Chile. La Machi Francisca Linconao es una autoridad mapuche perseguida, criminalizada y judializaa en Chile. Disponible en: http://go.gl/gMm7ZB

Contáctanos.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *