viernes, febrero 15, 2019

Las batallas libradas durante los primeros tres siglos de colonialismos europeos del Abya Yala significaron la destrucción de las civilizaciones y el dominio de gran parte del territorio, así los procesos de independencia fueron capitalizados por los criollos en favor de sus proyectos políticos y económicos. Los dos siguientes siglos los pueblos originarios, los afrodescendientes y los nuevos grupos sociales han sido marginados de la “historia oficial”.
La guerra civiles fueron constantes durante el siglo XIX, en los cuales las diferentes élites se disputaron el control de los nacientes Estados; proyecto en el que nunca fueron convocados ni los pueblos originarios, ni las comunidades afrodescendientes ni el campesinado. Esta exclusión fue polarizando las disputas sociales en el siglo XX, en la cual la represión del Estado fue constante contra las posibilidades de reforma y ampliación democrática.
La transición a la democracia que vivió el Abya Yala a finales del siglo pasado ha traído al repertorio político una pluralidad de actores que entre sus objetivos está poder escribir su propia memoria histórica de acuerdo a sus cosmogonías y que permitan dar cuenta los atropellos de la institucionalidad en mano de ciertas élites.
Este número es un aporte al debate sobre los ejercicios de memoria histórica, de los “silencios de la historia oficial” y sobre lo que hace falta por conocer y reconocer de los pueblos que han habitado y habitan en las montañas y valles del Abya Yala.

Contáctanos.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *